Un tribunal en España confirmó este miércoles una polémica sentencia a nueve años de prisión para los cinco jóvenes de “La Manada” por abuso sexual, aunque dos de cinco de sus jueces consideraron que debían ser culpables del delito más grave de violación.

El Tribunal Superior de Navarra (norte) ratificó así la condena contra los jóvenes sevillanos, quienes penetraron sucesivamente a su víctima -entonces de 18 años- en el portal de un edificio de Pamplona durante la fiesta de los Sanfermines en julio de 2016.

Los cinco jóvenes se grabaron a sí mismos con sus teléfonos móviles y alardearon de los hechos en un grupo de WhatsApp en el que se hacían llamar “La Manada”.

En abril pasado, los jóvenes fueron sentenciados en primera instancia a nueve años de prisión cada uno por “un delito continuado de abuso sexual”. Los jueces descartaron la calificación de violación en los hechos al no observar intimidación.

Dicha decisión provocó indignación y una ola de manifestaciones en España, donde el movimiento feminista ha cobrado especial fuerza en los últimos años. Poco antes, el 8 de marzo, el país había vivido una inédita huelga en defensa de los derechos de las mujeres, en la que participaron millones de personas.

Tanto la acusación como los condenados, que habían quedado en junio en libertad provisional desatando nuevas protestas, apelaron la decisión de primera instancia.