El movimiento de los Chalecos Amarillos de Francia difundió una carta de demandas al gobierno local que, según Montserrat Mestre, editora en Barcelona del blog Pájaro Rojo, tiene muchas similitudes con lo que ocurre en la República Argentina.

En este sentido, el comunicado reza que “Francia es un país rico, su pueblo es valiente y trabajador, y no tiene que vivir en la miseria”, y Mestre agrega que “se trata de una declaración que bien se podría decir de Argentina”.

Asimismo, la misma exige que “la lista de reivindicaciones de la rebelión francesa contra la oligarquía global nos sirva de inspiración a todos los pueblos”. A continuación, un listado con los puntos salientes de la carta de demandas:

  • La necesidad de un impuesto sobre la renta más progresivo y en más tramos.

  • Un salario Mínimo Interprofesional  a 1.300 euros netos.

  • La contratación masiva de empleados públicos para restablecer la calidad de los servicios de educación, salud y otros.

  • Favorecer a los pequeños comercios de los pueblos y centros urbanos, deteniendo la construcción de grandes áreas comerciales alrededor de las principales ciudades que matan a la pequeña empresa. Además, estacionamiento gratuito en los centros urbanos.

  • Un plan de aislamiento energético de las viviendas antiguas para “hacer ecología salvando hogares”.

  • Altos impuestos para las grandes compañías internacionales y bajos para las pequeñas empresas.

  • Igualar el sistema de seguridad social para todos.

  • Socializar y solidarizar el sistema de pensiones.

  • Terminar la subida de impuestos sobre el combustible.

  • Jubilaciones por encima de 1.200 euros al mes.

  • Derecho al salario medio para cualquier representante electo. Sus costos de transporte serán monitoreados y reembolsados ​​si están justificados. Derecho a ticket de restaurante y al bono de vacaciones.

  • Los salarios de todos los franceses, así como las pensiones y subsidios, deben estar indexados según la inflación.

  • Proteger a la industria francesa prohibiendo la deslocalización.

  • Fin de una legislación separada para los trabajadores.  Es anormal que una persona que trabaja en territorio francés no se beneficie del mismo salario y los mismos derechos. Cualquier persona autorizada para trabajar en territorio francés debe estar a la par de cualquier ciudadano.

  • Para la seguridad laboral: mayor límite en el número de contratados temporales en las grandes empresas.

  • Fin del Cice: usar este dinero para el lanzamiento de una industria francesa de automóviles a base de hidrógeno (que es verdaderamente ecológica, a diferencia del automóvil eléctrico).

  • Fin de la política de austeridad. Dejar de pagar los intereses de la deuda que se declare ilegítima y comenzar a pagar la deuda sin quitarle el dinero a los pobres, sino recaudando los 80 mil millones de euros de evasión de impuestos.

  • Bancos: separar la banca especulativa de la banca de depósitos, romper los monopolios y prohibir los rescates con dinero público.

  • Que se traten las causas de la migración forzada.

  • Que los solicitantes de asilo sean tratados bien; les debemos vivienda, seguridad, alimentación y educación a los menores. Trabajar con la ONU para que se abran campamentos en muchos países del mundo, en espera del resultado de la solicitud de asilo.

  • Que los solicitantes de asilo fallidos sean devueltos a su país de origen.

  • Que se implemente una verdadera política de integración para vivir en Francia.

  • Salario máximo fijado en 15.000 euros por mes.

  • Que se generen puestos de trabajo para los desempleados.

  • Aumento de las prestaciones para minusválidos.

  • Limitación de alquileres. Plan de construcción de 5 millones de viviendas de alquiler moderado (especialmente para estudiantes y trabajadores precarios).

  • Prohibición de vender las propiedades perteneciente a Francia  y recuperar las propiedades públicas privatizadas.

  • Dar medios sustanciales al sistema de justicia, a la policía, a la gendarmería y al ejército. Que las horas extraordinarias de los agentes de la ley sean pagadas o compensadas con tiempo libre.

  • Todo el dinero ganado por los peajes de autopistas se utilizará para mantener las autopistas y carreteras en Francia y la seguridad vial.

  • El precio del gas y la electricidad ha aumentado desde la privatización, queremos que los servicios se hagan públicos nuevamente y que los precios bajen significativamente.

  • Vamos a traer el bienestar a nuestros mayores. Prohibición de ganar dinero a costa de las personas mayores. 

  • Máximo 25 estudiantes por clase desde jardín de infancia hasta 12º grado.

  • Dar medios sustanciales a la asistencia en salud mental.

  • El derecho a referéndum popular debe entrar en la Constitución. Creación de un sitio comprensible y efectivo, supervisado por un organismo de control independiente donde las personas pueden hacer una propuesta de ley. Si este proyecto de ley obtiene 700.000 firmas, entonces este proyecto de ley deberá ser discutido, completado, enmendado por la Asamblea Nacional que tendrá la obligación (un año después de haber obtenido las 700.000 firmas) de enviarlo a la votación de todos los franceses.

  • Volver a un mandato de 7 años para el Presidente de la República. (La elección de diputados dos años después de la elección del Presidente de la República hizo posible enviar una señal positiva o negativa al Presidente de la República con respecto a su política, por lo que ayuda a hacer oír la voz de la gente).

  • Jubilación a los 60 años; y a los 55 para todos aquellos que han trabajado en un oficio físicamente duro.

  • Un niño de 6 años no se mantiene solo, debe continuar el sistema de ayudas por hijo hasta que el niño tenga 10 años.

  • Promover el transporte de mercancías por ferrocarril.

  • Fin de los subsidios presidenciales de por vida.

  • Prohibir a la banca cobrar a los comerciantes un impuesto cuando sus clientes usan la tarjeta de crédito. 

  • Impuesto sobre el fuel oil marino y el queroseno.

  • Medios de comunicación: romper los monopolios y el amiguismo mediático-político. Garantizar la pluralidad de opinión.

  • Frexit: salir de la Unión Europea y recuperar la soberanía política, monetaria y económica.

  • Prohibición de lobbys y otros grupos de influencia.

  • En Ecología: prohibir los OGM (Organismos modificados genéticamente), los agrotóxicos y el monocultivo. Prohibir en un plazo breve, la comercialización de botellas de plástico y todo tipo de envases contaminantes.

  • En Industria: reindustrializar Francia, disminuir la importación y por consiguiente la contaminación por el transporte. Eliminar la Obsolescencia Programada: los fabricantes deberán garantizar la sustitución de piezas durante 10 años mínimo.

  • Laboratorios farmacéuticos: debilitar su influencia en el sistema de salud y en los hospitales.

  • Geopolítica: salida inmediata de la Otan. Prohibir que el ejército francés intervenga en guerras de agresión. Cesar el pillaje y la injerencia política y militar en el África francófona.

  • Inmigración: evitar los flujos de migración imposibles de acoger y de integrar, debido a la profunda crisis de civilización que nosotros vivimos.

  • Política exterior: respeto escrupuloso al derecho internacional y a los compromisos firmado.