Tras la denuncia realizada por las concejalas María Fernada Gigliani y María Eugenia Schmuck en la cual se reavivó la problemática de prácticas mafiosas en la parada de taxis de la Terminal Mariano Moreno, los colatazos se sintieron en todos los sectores.

Tal es así que, días posteriores a la presentación de la denuncia penal en el Ministerio Público de la Acusación por amenazas amenazas y asociación ilícita en la zona de Cafferata y Córdoba, los propios taxistas les respondieron con una carta documento que tenía como remitente la Cooperativa Mariano Moreno.

>Te puede interesar: Schmuck y Gigliani ratificarán la denuncia contra taxistas de la Terminal

En tanto, este miércoles cuando apenas amanecía en la ciudad, un grupo de taxistas se estacionó sus autos frente al Concejo Municipal sobre calle 1º de Mayo al 600 y permaneció así durante unos 20 minutos, en silencio. Dicha actitud fue tomada al menos como intimidatoria por parte de las concejalas que tienen a cargo el pedido de investigación.

En tal sentido, quien tomó la palabra y salió al cruce fue el Titular del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Boix quien consideró el tratamiento de dicha problemática como “una forma de hacer política barata”.

“Esto pasó toda la vida, no digo que esté bien, ni tampoco que sean todos los taxistas de la terminal. Puede ser que haya un grupo de inadaptados como en todas las actividades. Pero en este momento solo buscan hacer política barata y generan conflicto”, expresó Boix en diálogo con Conclusión.

Si bien el representante de los peones admitió que haber recibido “denuncias” de otros taxistas con “problemas para cargar pasajero en la terminal”, minimizó la problemática y aseguró que “se puede solucionar tranquilmaente sin hacer tanta poliquería barata”.

“Se puede corregir, habría que reunirse con la Cámara de Titulares, con la gente de la Cooperativa Mariano Moreno. Con buena voluntad creo que se puede ordenar todo y no llegar a esta instancia, que salgan dos concejalas a golpearse el pecho como si esto fuera nuevo, hacen política con esto”, remarcó.

Tinte mafioso

Por otro lado, Boix también se refirió a la balacera contra el frente de la casa del ex tesorero de Sindicato de Peones de Taxis y candidato para las próximas elecciones, Ricardo Vidal quien acusó como presunto autor al actual conductor del gremio.

“Yo no tengo nada que ver con el asunto, me pongo a disposición de la justicia. No es mi forma de trabajar.
Vidal estuvo conmigo 22 años, decidió irse por la ventana, porque debía dar explicaciones por un faltante de dinero importante. Se fue por la ventana y quiere entrar por la puerta grande ensuciándome”, enfatizó Boix quien aseguró que “fue armado para ensuciarme”.

“No esta en condiciones de presentar nada, no es afiliado del sindicato y tengo su renuncia. Todo esto lo tiene que comprobar la justicia”, concluyó.