En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer trabajadora, el concejal Eduardo Toniolli, acompañado por concejales y concejalas de distintas bancadas, promueve que se nombre a dos calles de la ciudad de Rosario como Nora Lagos y Mary Terán de Weiss.

“Se trata de dos mujeres que protagonizaron la vida de nuestra ciudad, imponiéndose a prejuicios sociales y de género, e incluso rebelándose al destino manifiesto al que su pertenencia de clase las empujaba, y fueron perseguidas ferozmente por sus ideas políticas y su adhesión al peronismo”, contó Toniolli.

Y explicó: “El proyecto se ingresará hoy simbólicamente como un homenaje por el Día Internacional de la Mujer trabajadora. La propuesta es para nombrar dos calles que no tengan nombre -hay muchas calles con número- que luego habrá que seleccionar en la subcomisión de nomenclatura que depende de la comisión de Gobierno y ahí se analizará que calle se podrá utilizar para ponerle los dos nombres”.

Breve reseña biográfica de ambas mujeres:

María Beatriz Terán nació en Rosario el 29 de Enero de 1918. A los doce años comenzó a destacarse en la actividad tenística en el Rowing Club, entidad en la que su padre trabajaba en el bufete.

Pocos años más tarde su buen desempeño la llevaría a representar a la provincia de Santa Fe a nivel nacional. En 1941, 1944, 1946 y 1948 llegaría a ser la tenista más importante de Argentina, convirtiéndose en la primera nuestro país en quedar dentro de las 20 mejores del ranking mundial.

En medio de esta cadena de logros, se casaría en 1943 con el también tenista y capitán del equipo de la copa Davis Heraldo Weiss, por lo que a partir de ese momento sería conocida como Mary Terán de Weiss. Llegó a ganar los abiertos de Argentina en 1943, 1944 y 1948.

También se impondría en Israel e Irlanda en 1950, en Baeden-Baden y Colonia 1951 y en Welsh en 1954.

Se debe recordar, especialmente, que en 1951, en los juegos panamericanos celebrados en Buenos Aires, ganó dos medallas de oro y una de bronce.

En medio de su desempeño tenístico, su adhesión a las políticas del gobierno peronista la conduciría a la convicción de la necesidad de popularizar dicho deporte haciéndolo accesible a distintos estratos sociales.

De ese modo sería colaboradora del ejecutivo nacional y asesora de la Dirección de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires. A partir del derrocamiento del gobierno democrático en 1955 sufriría la persecución política y la condena social de los sectores golpistas, conduciéndola al exilio en España.

Dicha marginación, fundada en su identificación política y en su concepción social del tenis, se mantendría a lo largo de décadas como un estigma. El 8 de diciembre de 1984 se quitaría la vida en la ciudad de Mar del Plata.

Nora Lagos nació en Buenos Aires el 14 de febrero de 1925. Sus padres fueron María Teresa Chauvin y Carlos Lagos, este último director del diario La Capital entre 1916 y 1940. En 1947 Nora se casó con el guionista cinematográfico Hugo Mascias, y estableció estrechos vínculos con miembros del espectáculo y, en especial, con Homero Manzi, Enrique Santos Discepólo y Zully Moreno.

En 1953 Nora alcanzaría el cargo de directora del diario La Capital, otorgándole a la publicación una impronta propia y un enfoque con un sentido renovado en consonancia con las transformaciones político-sociales que se venían produciendo a nivel nacional. En 1954 formará parte de la comitiva que, encabezada por el Presidente Perón, viajará a Paraguay con motivo de la devolución de los trofeos de la Guerra de la Triple Alianza.

Con el derrocamiento del gobierno peronista en 1955 Nora será desplazada de su función y su vida combinará momentos de reclusión carcelaria debidos a su opción política, juntamente con otros en los que participará en la edición de periódicos semi-clandestinos en el marco de la resistencia peronista.

En 1962 será una de las propulsoras de la marcha multitudinaria que se organizó desde el Monumento a La Bandera hasta el Cristo Redentor. Falleció en 23 de noviembre de 1975.