María Eugenia Farías compite en la categoría femenina individual desde hace 20 años, y participó en distintas competencias y torneos a nivel provincial y nacional para lograr una buena posición en el ránking y mantener así el primer puesto para formar parte de la Selección Argentina de Taekwondo. Farías es la actual campeona provincial y nacional de Taekwondo 5º Dan y cinturón negro en la categoría femenina.

Con el objetivo de concretar su gran sueño dorado y llegar a competir en el campeonato mundial de taekwondo los días 7, 8 y 9 de marzo en Australia, tal vez, por última vez en su carrera deportiva, María Eugenia Farías vende pan lactal y prepizzas caseras para poder viajar. Junto a su instructor y entrenador Roberto Robledo recibieron a Conclusión en el club Echesortu de San Nicolás 1350.

“Necesitamos juntar el dinero para poder comprar los pasajes aéreos ya que tengo que viajar con mi profesor y otro integrante más del equipo que participará en el campeonato mundial en esta especialidad y se desarrollará en marzo de este año en Australia”, explicó María Eugenia Farías.

En el mismo club Echesortu, donde entrena muy duro todos los días, María Eugenia, ofrece clases de zumba para mujeres de todas las edades, quienes desarrollan durante 60 minutos una variada actividad física por intermedio de coreografías y acompañamiento de música de fondo con variedad de géneros musicales, como la cumbia y el reguetón para todas las edades.

“Para poder viajar en marzo se me está haciendo muy complicado pero le estoy poniendo todo lo que puedo con mis propios medios y el club que me apoya en todo momento. Es por eso que salí a pedir ayuda con aquellos que puedan colaborar será bienvenido porque estoy vendiendo pre-pizzas y pan lactal, y mi teléfono es 341-3918296″, comentó Farías.

>Te puede interesar: Ante la falta de apoyo estatal, tuvieron que vender fideos para que un judoca rosarino dispute el Mundial

El próximo 25 de enero, en el club Echesortu, habrá una cena a beneficio de los deportistas amateur para poder llegar a juntar el dinero suficiente y lograr ese sueño dorado que María Eugenia Farías fue construyendo durante tantos años.

Participarán tres bandas de música ad honórem con una entrada muy accesible de 200 pesos y el menú será, una buena porción de pollo a la parrilla con ensalada, habrá sorteos, y muchas sorpresas más.

En 2010, la taekwondista Farías, repitió la misma historia. Si no hubiese sido por la solidaridad de los amigos y los eventos que acompañaron a su trabajo de tantos años de entrenamiento y competencias no hubiese logrado el máximo lugar en el podio. Obtuvo la medalla dorada para la Argentina.