Organizaciones sociales manifestaron su inquietud ante requisitos impuestos por el Gobierno a beneficiarios de prestaciones para trabajadores informales y solicitarán la actualización del salario social complementario.

En febrero pasado, a través del Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno unificó los planes Ellas Hacen, Argentina Trabaja y Desde el Barrio y los fusionó en uno denominado Hacemos Futuro.

Al mismo tiempo determinó que, en ese momento, más del 60 por ciento de los adjudicatarios de planes sociales no terminaban sus estudios secundarios, lo que se estableció como requisito imprescindible para continuar con el beneficio.

En la actualidad “solo 160 mil de los 260 mil integrantes de Hacemos Futuro pudieron acreditar sus títulos educativos” de acuerdo a lo publicado hoy por Diario Popular.

“Las organizaciones sociales amenazan con salir a la calle en caso que haya planes caídos por esta causa y aducen que es responsabilidad del Estado garantizar los ámbitos educativos cercanos a los domicilios de los desocupados”, añadió el periódico.

Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) atribuyó el incumplimiento de los planes de estudio a que “el Estado no tiene estructura para recibir a todos los interesados en completar sus estudios. Muchos compañeros no tienen lugares cercanos para estudiar”.

“No vamos a dejar que pierdan sus planes: si se los sacan, saldremos a la calle a pelear de nuevo. El Estado tiene que brindar el lugar, como salones para los programas educativos”, añadió.

Por otra parte las organizaciones de desocupados marcharán este jueves hacia las puertas del Ministerio de Trabajo para reclamar una suba del salario mínimo, dado que el INDEC estima la canasta básica en 23 mil pesos.

Fuentes oficiales consultadas por Diario Popular aseguraron que se esta “cumpliendo los desembolsos de la ley de Emergencia Social y ya ofrecimos un aumento del salario social complementario” y agregaron: “vamos a controlar que no quede desfasado por la inflación para que no baje de la mitad de salario mínimo”.