El alquiler promedio de un departamento en Rosario de entre 41 y 60 m2 es de 9.214 pesos. Esto representa un aumento de 6,94% acumulado desde febrero cuando costaba en promedio 8.616 pesos. La cifra, revela que los inquilinos deben disponer del 41% de sus ingresos para hacerle frente al pago del alquiler.

Así lo evidencia el informe mensual elaborado por el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) en el cual analizaron la evolución del precio de los alquileres en Rosario y las problemáticas específicas de los inquilinos, principalmente la evolución del precio de los alquileres.

En medio del persistente proceso inflacionario que atraviesa nuestro país, la falta de un indicador local sobre la evolución de los precios de alquiler de departamentos en Rosario se suma como problemática para los inquilinos, que no cuentan con referencias a la hora de tener que pactar o renovar un contrato de alquiler.

>Te puede interesar: Los incrementos en los contratos de alquiler rondan entre el 35 y el 40 por ciento

La tercera encuesta realizada por la Federación de Inquilinos Nacional muestra que los inquilinos destinan en promedio el 41% de sus ingresos en el pago de alquiler. Por ese motivo, la evolución del valor de los alquileres posee una relevancia central para la vida de estas personas.

De acuerdo a lo desarrollado en el informe, el alquiler promedio de un departamento en Rosario de entre 41 y 60 m2 es de 9.214 pesos. Esto representa un aumento de 6,94% acumulado desde febrero cuando costaba en promedio 8.616 pesos.

Los departamentos más chicos son los que más se han encarecido. Aquellos que miden entre 20 y 34 metros cuadrados se incrementaron un 10% al pasar de 5.826 pesos a 6.395 pesos entre febrero y mayo de 2019. Mientras que, el alquiler de un departamento con una habitación en Rosario cuesta 8.202 pesos en promedio.

Proyecto de nueva Ley de Alquileres:

En octubre de 2018 el Presidente anunció el impulso de un proyecto de ley que implicaba mejoras para los inquilinos. Este proyecto no fue aprobado y, en los últimos días, ha trascendido que el gobierno busca reimpulsarlo con cambios consensuados con las inmobiliarias que implican retrocesos respecto del proyecto anterior.

“Estos cambios representan regresiones con respecto a la propuesta de actualización del precio del alquiler, la extensión del contrato y el incentivo a inscribir los alquileres en el Registro de la Propiedad Inmueble”, expresaron desde el Ceso.