La devaluación de diciembre y el posterior aumento de precios repercutieron de forma negativa en el salario del sector privado, que, a ocho meses de asumido el nuevo Gobierno, aún no logra recomponerse y se encuentra al mismo nivel del 2003, cuando el país salía de su mayor crisis económica.

El Mirador de la Actualidad Económica (Mate) señaló que “hay dificultades” para que el salario se recupere, y detalló que algunas de ellas son “el contexto recesivo, el aumento del desempleo y la resistencia de la Secretaría de Trabajo a firmar acuerdos paritarios por encima de la evolución de los precios”.

>>También te puede interesar: El Gobierno convocó al Consejo del Salario y podría fijarse un valor retroactivo a junio

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por MATE (@mateconomia)

Tras una década de crecimiento, el salario de los trabajadores que se desempeñan en el sector privado comenzó a deteriorarse en el 2016: durante la presidencia de Mauricio Macri cayó un 20%; en la gestión de Albero Fernández la baja fue del 5%; y en los primeros meses de Javier Milei el desplome ya es del 9%.

>>También te puede interesar: En los barrios rosarinos no alcanza para la comida: “La brecha entre los ingresos y el costo de vida no se achica”

Días atrás, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó un informe que detalló qué pasó con los salarios en abril: en el sector privado, y con respecto a marzo, el incremento fue del 12%. En la medición interanual, en tanto, la suba fue del 247,6%, mientras que el primer cuatrimestre de año se acumuló un aumento del 68,5%.