Por Facundo Díaz D’Alessandro

A raíz del paro de municipales de 48 horas realizado esta semana, el Concejo Municipal no operó en estos días, con lo cual no hubo trabajo en comisiones ni tampoco habrá sesión este jueves.

Estas comisiones suelen funcionar los días lunes y martes, con la chance de continuar alguna reunión que se extienda o reprogramar para el miércoles si algo impide la realización de estos encuentros parlamentarios.

En este caso, la medida de fuerza de la Festram, que nuclea a los trabajadores estatales de la ciudad, tuvo lugar los días martes y miércoles, con lo cual no hubo lugar para el avance de expedientes para la sesión que debía realizarse este jueves, argumentaron los ediles.

> Te puede interesar: Fein y su última apertura de sesiones: un discurso con ADN socialista

Iba a ser la segunda sesión ordinaria del año, tras la primera del pasado 14 de marzo, una semana después de que la intendenta Mónica Fein abriera el período ordinario de 2019, el último discurso que brindó frente al cuerpo legislativo como máxima autoridad local.

En febrero tampoco hubo casi actividad, ya que el trabajo parlamentario se activo recién la última semana de ese mes, por la obligación protocolar que viene desde el año 1995, cuando presidía el Concejo Municipal el peronista Osvaldo Mattana, titular del Sindicato de trabajadores del tractor.

Formalmente, se realizaron dos sesiones el mismo jueves 28 de febrero. En la primera asumió la concejala Jessica Pellegrini, en lugar de Eduardo Trasante, del bloque Ciudad Futura. Luego se trataron minucias que habían quedado pendientes de la última y trasnochada sesión de 2018.

> Te puede interesar: Retoma la actividad el Concejo y será la primera tienda de campaña

Según comentan asesores, trabajadores, y los mismos ediles que trasuntan el Palacio Vasallo, los períodos electorales suelen ir acompañados de una actividad parlamentaria más bien relajada, al menos en lo material, ya que pueden darse discursos álgidos transformando al recinto en la primera tienda de campaña, con humores acicalados de concejales que a la vez son candidatos y trajinan de presentación en presentación.

Proyectos en el espacio

Esta semana, si bien no hubo actividad formal, ingresaron al Concejo dos proyectos que tienen que ver con la apropiación del espacio público de la ciudad por parte de la ciudadanía.

Uno se refiere a uno de los pedidos que hiciera Fein en su discurso ante los concejales dos semanas atrás, y apunta a la reconversión de un sector de Puerto Norte.

> Te puede interesar: Fein le dejó tarea a los concejales: los tres pedidos de la intendenta

La Municipalidad de Rosario envió al cuerpo un proyecto de ordenanza para llevar una transformación integral del área comprendida por las avenidas Francia y Caseros y calle Junín, en el sector conocido como Puerto Norte.

La intendenta había dicho ante el cuerpo: “Queremos terminar con la especulación de unos pocos que intentan lucrar con la necesidad de las familias y darle dignidad a quienes allí viven”.

“Proponemos limitar la altura de construcción, que allí se realicen viviendas para quienes actualmente se encuentran en el lugar y se conforme un nuevo sector de parque. Entendemos que finalizadas las instancias judiciales, no puede haber más lugar para ventajeros. Ni torres ni asentamiento, viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para el resto de los rosarinos”, agregó la mandataria socialista.

Por su parte, el presidente del Concejo Municipal, Alejandro Roselló, presentó una iniciativa para crear un mercado para pequeños productores en el inmueble ubicado en San Martín y Catamarca, que al presente pertenece a la Empresa Provincial de la Energía y está en desuso.

> Te puede interesar: Roselló: “Rosario tiene que volver a darse vuelta y volcarse a los barrios”

“Creemos -sostuvo el concejal del Pro- que se trata de una zona estratégica de la ciudad por la cantidad de turistas y vecinos que confluyen allí los fines de semana, principalmente, por su cercanía con el río, el Monumento Nacional a la Bandera y las principales arterias comerciales del centro, por lo que no podemos dejar que se siga deteriorando y continúes siendo tierra de nadie”.

El edil, que busca renovar su banca en las elecciones de este año, destacó que el desarrollo del proyecto permitiría, por un lado, la generación de un nuevo espacio para emprendedores y pequeños y medianos productores locales y regionales, evitando costos intermedios en la cadena de comercialización y, por otro, revitalizar el inmueble, “dado que en el último tiempo han sido recurrentes las denuncias por arrebatos y robos en esa zona, por el pésimo estado en el que se encuentra”.