Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires – El líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, Esteban “Gringo” Castro, analizó los alcances de la multitudinaria movilización de los movimientos sociales en 9 de julio y se mostró preocupado acerca del rol de los partidos políticos porque “”no se sabe que modelo de país quiere la oposición política al Gobierno”.

En diálogo con Conclusión, el “Gringo” señaló que desde de que el gobierno “decidió profundizar el ajuste, luego de ganar las elecciones de medio término- se le cayó la careta y demostró que su plan era el ajuste, pero la resistencia popular impidió que se desarrolle esta idea de una ley de reforma laboral, entonces lo que vino fue una serie de hechos”.

Y añadió: “Sin embargo, arremetió contra el pueblo con los tarifazos, y la “uberizacion del trabajo, que es lo mismo que decir: quedas sin trabajo”.

Para el dirigente, la marcha del miércoles pasado se trató de una iniciativa con alcance estrictamente gremial, por los puntos que reivindicaban, y por ser acompañados por secretarios generales de algunos sindicatos.

Respecto del contexto político social, Castro instó que se pueda avanzar en la discusión “sobre que tipo de país quieren los que no están de acuerdo con este modelo, de como se construirá la organización popular y del rol protagónico que tienen las compañeras en el territorio pero no así en la política y empezar a diseñar estrategias para construir ese país. Esto es estrictamente el trabajo de lo que se denomina el movimiento de trabajadores en el que están incluidos aquellos formalizados y de los que están en la economía popular, mayoritariamente precarizados”.

En relación al rol de las mujeres para dar un fuerte impulso a esta iniciativa, el referente social, señaló que sus compañeras de distintos credos confesionales y movimientos populares “son la garantía de que millones de pibes no se mueran de hambre en el territorio. Esto debe traducirse en expresión política”.

En medio de todo este proceso, con la lucha gremial se consigue poco en la medida que corre el tiempo. Porque la inflación y los tarifazos se arruina la calidad de vida. Por el lado de la producción es un caos, se cierran pymes, las fábricas recuperadas se caen, y las cooperativas pierden su fuerza en el  marco de la economía solidaria”.

Castro criticó el vacío que genera la dirigencia política porque no se los escucha decir “que proyecto de país quieren, hasta ahora se escucha que el gobierno es esto o aquello, pero sobre el modelo que tenemos que discutir no hay respuesta”, y abundó en detalles al referir que todas las “propuestas que desembarcaron en el parlamento -las cinco leyes que impulsamos- no está en la agenda política y si no esta eso es muy difícil construir unidad política”.

Consultado si analizaron avanzar en el terreno político con estas premisas, el referente de la Cetep afirmó que trabajarán como lo vienen haciendo, “instalando y forzando la discusión como se hace desde la economía popular, el protagonismo de la mujeres y otros puntos que nos identificaron durante todo este tiempo. No lo haremos en el terreno electoral estricto, estamos para impulsar una agenda de discusión que nos contenga a todos los argentinos”.