Por Marcelo Chibotta- Desde Santa Fe (enviado especial)

Las cámaras de Senadores y Diputados de la provincia de Santa Fe decidieron este jueves por la tarde en sesión conjunta, la suspensión inmediata para el titular del Ministerio Público de la Acusación, Gabriel Ganón, y para el Fiscal Regional de Reconquista, Eladio García.

En el caso del Defensor Público,Gabriel Ganón, la suspensión es por mal desempeño de sus funciones, y debe hacerse efectivo de forma inmediata y hasta la fiscalización de su mandato. Además, el ahora suspendido funcionario tiene expresamente prohibida la entrada a cualquier ambiente físico del Servicio de Defensa Pública Penal de la provincia de Santa Fe.

Sobre la denuncia contra el fiscal regional de la 4ª circunscripción, Eladio García, la Legislatura decidió suspenderlo por «mal desempeño de su actividad», con expresa orden de prohibirle la entrada al lugar donde desarrolla sus actividades.

En el caso del Defensor Público, la votación se resolvió con 16 votos positivos y dos abstenciones por parte de la Cámara Alta y 29 positivos y 10 negativos por parte de los diputados. En tanto, sobre la suspensión de Eladio García, la decisión fue avalada por 16 votos positivos por parte de los senadores, y por 35 votos afirmativos por parte de los diputados provinciales. La Cámara Alta registró dos abstenciones y ningún voto negativo, en tanto que desde la Cámara Baja, sólo cuatro diputados votaron en contra y dos se abstuvieron.

«Me tratan de subversivo y terrorista mesiánico, como en la época de la dictadura»

Ni bien finalizó la sesión conjunta de la Legislatura, el suspendido Defensor Público habló con la prensa y anunció que va a recurrir judicialmente la decisión de  los legisladores.

«Esto es una persecución que lleva adelante el partido judicial de Santa Fe, así que tendremos que recurrir a la Corte Suprema de la Nación y después a los tribunales internacionales», declaró. Y agregó: «Esa es la razón por la que exigimos a los legisladores que se decidieron a acompañar esta absurda persecución y hostigamiento político contra nosotros, que comprometieran su patrimonio para no afectar las arcas del pueblo santafesino que nada tiene que ver con éste capricho y ésta persecución. Se lo exigimos al senador Enrico, pero hizo oídos sordos». 

En otro tramo de su alocución, Ganón se refirió a algunas de los fundamentos de la acusación y lo comparó con el discurso de la dictadura cívico militar: «La decisión nos retrotrae a la época de la dictadura», manifestó. «Fijense si no en los fundamentos de la resolución que decían que tengo un mesianismo político dirigido a subvertir el orden establecido, o sea soy un subversivo o terrorista mesiánico, como se decía en esos tiempos». 

Ganón responsabilizó sobre todo al Ejecutivo Provincial,  porque «les molesta lo que decimos de su administración de justicia y de su policía»  y al senador Lisandro Enrico a quien calificó como «lobbista de la policía».

«No nos perdonan las denuncias sobre el ex comisario de Tognoli, no me perdonan las denuncias de desapariciones que hemos realizado, la representación de la familia de Pichón Escobar, que puso al descubierto las redes del narcotráfico y la política en la ciudad de Rosario y ni mi denuncia sobre la desaparición de Franco Casco, entre otras. Esas son las razones de un proceso que ha sido vergonzoso y escandaloso», concluyó. 

 

NOTAS RELACIONADAS

Ganón: “Convalidar este atropello institucional es otra mancha más para la provincia de Santa Fe”