Los gobernador de la Región Centro (Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe), Juan Schiaretti, Gustavo Bordet y Miguel Lifschitz, reafirmaron hoy, en la ciudad de Córdoba, el “respaldo” al acuerdo logrado entre las provincias y el gobierno nacional para la reforma del impuesto a las Ganancias que hoy se debate en la Cámara de Diputados.

El gobernador Schiaretti ratificó su postura en avalar el proyecto consensuado entre los ministros de economías de las provincias junto al Gobierno nacional “porque es el que va en la dirección correcta para resolver las distorsiones, es decir que lo que hay que modificar son las escalas del Impuesto a las Ganancias porque es lo que plantea un costo fiscal adecuado que podemos soportar”.

En ese sentido dijo que “la mayor distorsión que hoy tiene el impuesto a las Ganancias es el porcentaje que paga quien supera el mínimo no imponible, ya que en vez de arrancar pagando un 2%, e ir subiendo el porcentaje en la medida que es mayor el ingreso”.

Asimismo dijo que lo que más perjudica a los asalariados es que “como consecuencia de la desactualización de la escala de progresividad se termina pagando directamente el 35%”.

El gobernador cordobés dijo que se instruyó a los legisladores nacionales de Unión por Córdoba (UPC) para que apoyen el acuerdo de las provincias con el Gobierno nacional, porque “Córdoba no está en condiciones de perder 1.300 millones de pesos, como mínimo, en la recaudación” del próximo año, tal como lo plantean los proyectos de los sectores de la oposición al Gobierno nacional.

El mandatario hizo estas declaraciones a la prensa luego del cierre de la reunión de la Región Centro que, bajo el lema “Integración Productiva de la Región Centro en el Corredor Bioceánico Central”, se desarrolló en la ciudad de Córdoba.

En igual sentido se manifestó el gobernador Lifschitz, al sostener que “si bien reconocemos el derecho que tienen los trabajadores para que sus salarios no sean castigados por los impuestos, también consideramos que se debe tratar con la misma importancia, jerarquía el derecho de las provincias a mantener su masa coparticipable”.

“De los recursos provinciales dependen la suerte de millones de trabajadores públicos de las provincias y de sus comunas, lo mismo que las políticas de sustento social, de salud, de educación y de seguridad”, destacó el mandatario santafesino.

“Apelamos a la responsabilidad, al criterio y al sentido común de los legisladores de los distintos partidos, porque hay variados proyectos en debate, como el del Gobierno nacional que fue discutido en su momento con los ministros de economías de todas las provincias y lo que aspiramos es que la resolución final que tomen los diputados vayan en ese sentido”, dijo al referirse al proyecto de modificaciones al Impuestos de las Ganancias que promueve el Poder Ejecutivo Nacional.

Por su parte el gobernador Bordet también se expresó en igual sentido al considerar que “es necesaria la modificación de escalas del impuestos a las ganancias para los trabajadores, pero también a la vez es importante preservar los recursos de las provincias”.

“El 50% del impacto fiscal que tiene la modificación a las ganancias las pagamos las provincias, entonces no podemos estar ausente de ese debate. Debemos ser escuchados”, dijo y planteó un acuerdo que implique un “término medio” que signifique “el menor impacto para las provincias”, precisando que en esa línea se expresa lo convenido entre los ministros de economías provinciales con el Gobierno nacional.

Laspina: “Pretenden que hagamos en 12 meses lo que no se hizo en 12 años”