Sigue la crisis y la incertidumbre en Sancor. El ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani expresó su preocupación por el retraso en el depósito de los fondos que Nación había prometido para paliar la crítica situación de la empresa Sancor.

En diálogo con la prensa, el ministro de Producción manifestó que “la provincia espera que hoy se deposite una parte o el total de los 400 millones de pesos que el gobierno nacional prometió para Sancor”.

En la misma sintonía, dijo que “hoy es un día clave”, y agregó que existen distintas visiones entre el gobierno nacional y el provincial, ya que “ellos son privatistas y nosotros cooperativistas”.

En este sentido advirtió que “de no producirse el depósito, la situación se complicaría aún más”, teniendo en cuenta que el retraso ya lleva un total de 40 días.

El funcionario explicó que “esto se demoró porque el gobierno nacional cambió de estrategia de golpe y planteó que tenía que arribar a un acuerdo con todos los sectores privados de la cadena láctea, eso puso a Sancor en condición delicada y que la condiciona hacia el futuro».

En consecuencia, Contigiani consideró que «la estrategia del gobierno nacional es muy sesgada y privatista hacia Sancor, lo plantearon desde siempre”, y agregó que el subsecretario de Lechería de la Nación “acaba de hacer declaraciones en las que dice que el objetivo es acomodar la Cooperativa, para que luego se venda. Es una discusión. No está mal que lo planteen, en todo caso no estoy de acuerdo. Lo que dicen es que hay errores, que la cooperativa no da para más».

Por otra parte, negó que existan gerentes que ganen 400 mil pesos. «Eso no es cierto, estamos esperando una rectificación de Buryaile, la Cooperativa pidió que explique de donde se sacó esa información, el gerente que más gana cobra 140 mil pesos, esa información daña mucho, es parte de la estrategia de desprestigiar a la cooperativa».

En el mismo sentido, sentenció que «los intereses que defendemos son distintos a los de ellos, apostamos a que Sancor siga siendo cooperativa».

Del mismo modo, fue contundente al diferenciarse de las ideas del gobierno nacional y aclaró que «hay una dicotomía, nosotros vamos por una línea cooperativista con una reestructuración de acuerdo a la situación del país, el gobierno nacional quiere que se convierta en una empresa ultraeficiente en alianza con un grupo privado».

También se refirió al impacto de las importaciones, aseveró que “no están vinculadas a una política de contención de los precios o romper monopolios, sino con decisiones comerciales que afectan a industriales y consumidores. En textil y calzado, que fueron de los productos que más subieron en abril según Indec, la tendencia importadora se mantiene elevada», concluyó.

Sancor en Centeno: “El impacto que está sufriendo el pueblo es devastador”