Por Aldo Battisacco – Desde Buenos Aires (Enviado especial)

Uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, Juan Carlos Schmid, dialogó en exclusiva con Conclusión en el marco de la marcha convocada por la central obrera en el Palacio Legislativo nacional, y aseguró que la misma va “mucho más allá” del reclamo por la inmediata sanción de la Ley de Emergencia Social, sino que refiere a problemas también “mucho más graves” como los reclamos de sectores industriales.

“Los sindicatos confederados tenemos una demanda sobre los despidos, las suspensiones y la caída del poder adquisitivo, por lo tanto es una convocatoria que va mucho más allá de la Emergencia Social, que si bien ha ganado más notoriedad, los problemas son mucho más graves teniendo en cuenta los reclamos que está habiendo en muchos sectores industriales justamente por la avalancha de importación”, manifestó Schmid a Conclusión.

A su vez, calificó la marcha como “una enorme confluencia del sindicalismo organizado en un movimiento social para poner al desnudo una situación muy delicada del país”, y aseguró que “no hay un balance bueno en este año”, por lo que la manifestación ” está expresando el claro descontento”.

“Nosotros estamos acá planteando este reclamo porque indudablemente necesitamos que los que legislan, los que están en el Ejecutivo y los empresarios tengan otro enfoque a la crítica situación que estamos atravesando”, sostuvo el secretario, que luego analizó: “En lo notorio va a haber problemas muy agudos en el país, y eso es lo que nosotros tratamos de evitar, primero a través del diálogo, y si no hay resultado seguro va a haber confrontación”.

Finalmente, sobre las instancias de diálogo que propuso el gobierno, afirmó que “la mesa de diálogo está funcionando”, pero que “el diálogo sin resultados concretos conduce a la frustración”.

El Congreso ya recibe a manifestantes a la espera de la marcha anunciada por la CGT