La Confederación General del Trabajo reivindicó este martes el derecho a la protesta y alertó por una «escalada represiva» luego de la violencia que se desató durante la movilización contra la Ley Bases en el Congreso. En el comunicado señala que «la CGT manifiesta preocupación por los hechos acontecidos durante y después de la concentración del miércoles pasado en el Congreso Nacional y reivindica el derecho a la protesta que se encuentra reconocido y protegido por nuestra Constitución Nacional y Tratados Internacionales de Derechos Humanos».

«La esencialidad de este derecho para el funcionamiento de la democracia» y repudiaron la «criminalización» de las medidas de fuerza, y pidieron la «inmediata» liberación de las 16 personas que aún se encuentran detenidas tras la movilización contra la Ley Bases el miércoles pasado y denunciaron que los hechos de violencia fueron «armados por personal profesional infiltrado» en la concentración.

La central de los trabajadores aseguró que «confiamos en que la Justicia no se dejará manipular y requerimos a la misma que investigue los hechos de violencia que fueron armados por personal profesional infiltrado, incluso con material bélico, que solo disponen el Ministerio de Seguridad y el de Defensa».

En ese marco, familiares de los detenidos convocaron a una nueva movilización este martes para pedir su excarcelación bajo el lema «presos políticos nunca más» y aclararon que no responden a «ninguna bandera partidaria».