En próximo 3 de marzo en Sidney y el 10 de marzo en Melbourne se realizarán marchas en defensa del fundador de WiliLeaks, Julian Assange, donde la gente exigirá al gobierno australiano que garantice su libertad.

Quien sumó su adhesión a las manifestaciones es el músico y activista político Roger Waters, asegurando que “la situación de Julian es grave” debido a la postura del actual presidente ecuatoriano, Lenin Moreno.

Assange se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, donde se le fue concedido asilo político durante el gobierno de Rafael Correa. No obstante, la situación ahora no es la misma, como así lo expresó Waters en un comunicado.

“Al menos hasta hace poco, la presidencia ecuatoriana era sólida en su promesa de asilo, pero el nuevo presidente de Ecuador está demostrando ser más susceptible a la insidiosa presión estadounidense. La situación de Julian es grave”, aseguró, para referirse también al creador de WikiLeaks como un “tesoro nacional australiano” y resaltando su “importancia en el escenario mundial”.

“WikiLeaks expuso las maquinaciones ocultas de los oligarcas, los verdaderos criminales de la sociedad. En su búsqueda insaciable de más y más riqueza, destruirían el frágil planeta que llamamos nuestro hogar. Julian, como todos los buscadores de la verdad, los asusta [a los oligarcas]. La verdad es que es su enemigo. Por eso, ellos y sus agentes, los gobiernos del mundo occidental, están decididos a destruirlo”, concluyó.