Por Marcelo Trovato

Un Señor, ex Gerente de Banco por mas de 20 años, ya retirado y dedicado a su actividad financiera llega una mañana de Febrero al Balneario Apolo de Villa Gesell, llega temprano para conseguir el diario, su hijo pre adolescente siempre lo acompañaba, esa mañana no fue una mas, cuando el Señor compra el diario, se sienta desplomado en la silla playera de mimbre y le dice al hijo con una sonrisa y mirada triste, hijo tu Padre se acaba de fundir. Febrero de la década del 70, mega devaluación inesperada de 500%, el dólar de un Viernes a un Lunes sube cinco veces. Ese Señor era mi Padre y el hijo era Yo.

Dos hermanos en Villa Gesell, pleno Febrero salen a comprar facturas para el desayuno, de pronto el mayor ve pasar a una persona leyendo el diario, de pronto y casi si darse cuenta este hermano mayor empieza a recular en ojotas, el otro hermano lo miraba sin entender, el otro vuelve sobre sus pasos y le dice, nos salvamos, acabamos de ganar una fortuna. Febrero de 1989. Mega devaluación, el dólar sube de $ 12 a $ 29, de un Viernes al Lunes siguiente. El hermano mayor estaba comprado y apalancado en “fines de mes” de aquella época. Ese era mi Hermano Mayor y el menor era Yo.

Año 1992, la bolsa, el Mercado de Capitales atravesaba una euforia sin igual, volúmenes siderales se transaban diariamente, los analistas aseguraban que recién comenzaba, que esa suba sería aún mucho mayor, todos los diarios decían lo mismo, fiesta en los mercados. Un pibe de veintiseis años egresado la de Universidad se creyó saberlas todas, todo lo que compraba subía entre en 20% y 30% en una semana, siguió comprando y caucionando (apalancado si respaldo). Un lunes el mercado empezó a bajar y nunca paró por seis meses, la bolsa cayó mas de 75% El pibe se fundió. Ese pibe era Yo.

Hasta hace unas décadas no existían teléfonos móviles y mucho menos Internet, las redes sociales eran el Bar de la esquina y el fútbol de los Sábados a la tarde. Los mercados nunca avisan y en aquel entonces había mucho menos herramientas para ponderar imprevistos.

Sin embargo hoy, ya en plena crisis, la Peor que vamos a vivir en la historia Argentina muchos a través de redes, periódicos, programas venimos advirtiéndolo, sin embargo la gran mayoría de los ciudadanos se niegan a ver la realidad, se resisten a siquiera dudar de estas advertencias, solo nos califican de tirabombas, agoreros y antipatrias.

Esta crisis ya iniciada nos está avisando de todas las maneras posibles, los índices de inflación, el nivel de endeudamiento, las mínimas reservas genuinas que tiene el BCRA y las medidas desesperadas que tomó esta semana, el billón de Leliqs que devengan un interés a pagar superior a los $ 1.500 millones por día, la recesión, concursos y quiebras de PyMEs, caída de la actividad en todos los sectores productivos, pobreza del 32.2%, tasas de interés usurarias para financiar cualquier proyecto y/o para capital de trabajo, tasas de interés negativas para lo que colocan Plazo Fijo en los bancos. Deuda sin precedentes históricos con el FMI.

Que más necesitan saber para darse cuenta que un día y sin avisar Ud. puede ser la víctima. Hoy todavía tiene tiempo de decidir a quién creerle, si a un Gobierno en retirada o a la realidad.

Es imperioso resguardar sus ahorros, si tiene colocado pesos a Plazo Fijo, haga números, ya no está perdiendo sus intereses frente a la inflación y el tipo de cambio sino que su Capital en términos reales también vale menos.

No es momento de especular ni pensar cómo sacarle ventaja a la realidad, es tiempo de cuidar lo ganado, y en Argentina la única herramienta, el único refugio de valor para el ciudadano común es el dólar.

Para los mas informados tal vez el Oro y los que tienen la suerte de tener ahorros importantes, migrarlos y que estén bien lejos de las garras del Estado y de las medidas muy dolorosas que se deberán tomar durante los próximos años.

Fondos Comunes. Renta Fija. Renta Variable no los va a resguardar, si no nos cree revise Ud. mismo la historia.

Stockearse de la mercadería que Ud. vende es una mala decisión, la recesión con inflación está a muy poco de mutar a hiper inflación. Las ventas van a caer aún más, y la mercadería no reserva valor, salvo raras excepciones.

Cancele la mayor cantidad de deuda posible, si las tiene, sobre todo las tarjetas de crédito, préstamos personales a tasa variable y si todavía dispone de capacidad de ahorro y tiene un Crédito UVA, compre dólares porque las cuotas se harán impagables.

Para Octubre falta una eternidad, la memoria inmunológica ya se ha activado en varios agentes económicos, los tiempos se van a precipitar de la mano de la coyuntura macro económica local, incertidumbre electoral y contexto internacional.

Argentina está quebrada, endeudada a niveles récord, con una bomba interna llamada Leliqs a punto de explotar y sumergida en una profunda recesión.

Argentina está enferma de manera terminal, ya no sirven como en los últimos sesenta años tratamientos alternativos, radioterapia o crotoxina, necesita una altísima dósis de quimioterapia, y Ud. bien sabe que ese tratamiento mata todo, células malas y buenas, pero no queda otra salida.

Tuvimos la chance de evitarla durante estos tres últimos años, pero equivocaron el diagnóstico, no quisieron decirle la verdad al paciente y ahora estamos mucho peor a nivel económico y financiero que en 2015, tuvimos la bendición del Mundo, nos volvieron a creer, nos volvieron a prestar y con esos fondos no hicimos nada y la enfermedad avanzó.

Este editorial es duro, desearíamos fervientemente estar equivocados, pero a nuestro deseo lo matan los datos empíricos, la percepción de la realidad con absoluto pragmatismo.

También es nuestro deseo que aparezca una solución mágica, pero lamentablemente para nuestro grave problema todavía no se ha inventado.

Ahora, depende de Ud.

Este editorial es dedicado a la memoria de nuestros caídos en las Malvinas Argentinas.

Fuente: pronosticobursatil.com