Las obras para que el tren de carga llegue en forma directa a los puertos del Gran Rosario comenzaron a ejecutarse como parte del plan de recuperación del Ferrocarril Belgrano Cargas que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación y prevé una inversión de más de $ 4.500 millones, informaron desde esa cartera.

Se trata del nuevo acceso ferroviario a los puertos de Timbúes y, gracias a la nueva infraestructura, el Belgrano Cargas entrará de forma directa a cinco nuevas terminales agroexportadoras.

En la jornada de este miércoles Macri visitó la zona de Timbués y recorrió la planta de Renova, la empresa de biodiesel más importante del país. Allí participó de la primera Mesa Nacional de la Soja junto con el gobernador Miguel Lifschitz, Dante Sica y empresarios del sector. Los productores le plantearon al presidente una serie de reclamos, como la baja de impuestos y le manifestaron la complicada situación del sector industrial, que trabaja con la mitad de la capacidad ociosa. De hecho, la misma renova funciona al 46%.

El Gobierno para 2020 prevé incrementar la cantidad de granos transportados, pasando de 700.000 toneladas anuales a 1,7 millones. La llegada directa en tren del cereal a las terminales implica menores costos logísticos para el productor, con una reducción del 30% en el valor del flete.

>Te puede interesar: El presidente Macri anunció 100.000 millones de pesos para financiamiento de PyMEs

Los trabajos están siendo desarrollados por Trenes Argentinos en las terminales ACA, AGD, Cofco, LDC y Renova del Gran Rosario en la localidad santafesina de Timbúes. Demandarán una inversión total de $4.680 millones de pesos, de los cuales el 70% será inversión privada y el 30% restante del Estado Nacional.

“Bajar los costos de logística es un eje prioritario de esta gestión y uno de los compromisos del presidente, Mauricio Macri, con el ferrocarril de cargas, abandonado desde hace décadas”, afirmó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

Agregó que “ayer se reunió por primera vez en Timbúes, Santa Fe, la Mesa de Industrialización de la Soja, en la que todos los actores -productores, exportadores, transporte, el Gobierno- impulsamos la competitividad de la cadena y para lo cual esta obra es fundamental”.

El ministro dijo también que “la reducción de los costos logísticos va directo al bolsillo del productor y permite que las economías regionales puedan crecer y llegar al mundo de manera más competitiva”.

>Te puede interesar: Reproches a Macri por las retenciones a la soja durante la reunión en Timbués

Actualmente, los granos que ingresan por año a las terminales de Timbúes lo hacen exclusivamente por camión. Cuando finalicen las obras el ingreso se hará en forma directa por tren, conectando por primera vez en la historia la vía principal del Belgrano Cargas con cinco de los puertos cerealeros más grandes del país.

Según los cálculos del ministerio de Transporte, el nuevo ingreso directo de los trenes supondrá una rebaja de los costos logísticos del 27% y permitirá extender los puntos de origen de los granos, al tiempo que nuevos productores podrán exportar su producción utilizando el tren.