Por Lautaro Zeballos

La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) no identifica ninguna razón para esperar un rebote de la economía. Lejos de proyectar un repunte que en un gráfico podría figurar como una V, encuentran solo motivos para esperar que el escenario consolide una L, con estancamiento en niveles bajos de actividad, producción y empleo.

«Desde el sector industrial no vemos que haya una posibilidad rápida de poder reconvertir esta caída que nos ha llevado hasta el fondo del tarro. Creo que vamos a estar ahí un buen tiempo. Si no reactivamos rápidamente el mercado interno dándole más valor adquisitivo al salario, seguiremos así», señaló el videpresidente de Fisfe, Victor Sarmiento, durante una entrevista exclusiva con Conclusión.

La Federación Industrial de Santa Fe tiene datos alarmantes que, en coincidencia con los últimos informes difundidos por el Indec, advierten un derrumbe que en algunos sectores llega al 70%. Esto genera a su vez, en efecto dominó, un deterioro en los niveles de empleo ligados a las industrias.

«En general, en el trabajo ha habido una retracción bastante fuerte. Arrastrada, sobre todo, por lo que significa la falta de inversión en obra pública, que es un traccionador muy fuerte de mano de obra. En total, se han perdido en el país más de 120.000 puestos de trabajo. Puntualmente en la provincia de Santa Fe, se estima que la pérdida llega a 10.000 puestos», apuntó Sarmiento.

En el gobierno nacional afirman que esta etapa de retroceso de la actividad es temporal y que pronto comenzará a divisarse el ansiado repunte productivo. Según dicen, en los gráficos figurará una «V» que marcará el tope de la caída y una salida vertiginosa, que equipararía el desmoronamiento económico generado por el plan motosierra de Javier Milei. Sin embargo, desde Fisfe no encuentran motivo para esperar dicha mejora.

«La gestión actual habla de rebote a través de una letra V. Es decir, cae, pega y rebota rápidamente. Todos los análisis que nosotros venimos haciendo con nuestros economistas, y una encuesta que hicimos con más 230 empresas industriales de la provincia, apuntan que ni en los próximos tres meses ni en el segundo semestre se van a tomar las medidas para que haya rebote. No alcanza con bajar las tasas y tener líneas de crédito a tasa blanda, hay que mover la economía y reactivarla», resaltó Sarmiento.

Y completó: «Algunos hablan de un gráfico en U. Es decir, una caída que después encara la curva ascendente lentamente. Nosotros lo que vemos hoy es una L: cayó todo y se va a mantener la meseta ahí abajo hasta que se tomen medidas que cambien el escenario. El 45% de los encuestados nos dice que no piensa invertir y no ve posibilidad de invertir». 

El impacto que advierten que tendría la implementación del Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (Rigi) -actualmente en análisis en el Senado Nacional-; las modificaciones que proponen desde Fisfe respecto a esta iniciativa; y las reuniones que mantuvieron desde el sector con legisladores santafesinos que tienen representatividad en el Congreso, fueron algunos de los tópicos que atravesaron el diálogo con Víctor Sarmiento.

La entrevista completa: