La diputada nacional de Frente para la Victoria, Fernanda Vallejos, realizó un informe en el que aborda los alcances de las medidas anunciadas por el gobierno nacional y destaca que “transcurridos más de 3 años de gestión de Cambiemos, la inflación acumula un 173%, alcanzando máximos que rozan el 55% anual entre marzo de 2018 y marzo de 2019”, que redunda según la legisladora, en que se ratifica “la ineficacia de la política monetaria para combatir la inflación”.

Según el documento, “el gobierno anunció algunas medidas de corto plazo que apuntarían a morigerar la crisis social”, y recuerdan en el análisis que lo que está haciendo la administración Macri es “relanzar una política del gobierno anterior, con un acuerdo de precios para 60 productos de la canasta básica, pero en un contexto macroeconómico abismalmente diferente al que regía hasta 2015, lo que plantea severas reservas sobre la efectividad de las medidas anunciadas”.

“Mientras propone el mantenimiento de precios por 6 meses, el gobierno no compromete su parte en el acuerdo, necesaria para el cumplimiento efectivo”, sostienen, ya que “por un lado, para los próximos meses están programados aumentos en las tarifas de agua, luz, gas y transporte y por el otro, la estabilidad de los costos logísticos no está garantizada debido a la plena liberalización del mercado de combustibles”.

Vallejos subraya en tono a la política de precios que “llama la atención que no se contemple una política de precios cuidados de los medicamentos para los adultos mayores, principales consumidores de estos bienes esenciales”.

En la misma línea, se precisa en el análisis que “la autoridad monetaria anunció que podría intervenir en el mercado de cambios a partir de que el dólar supere los $51,45, dejando fija por unos meses la banda de no intervención”.

No obstante, no dejan de apuntar que “la venta de U$S150 millones diarios, resultaría insuficiente en un escenario de corrida cambiaria, con un mercado que suele rondar los U$S 800 millones”.

En cuanto a la política monetaria, puntualizan que “se mantienen las tasas de interés en 67%. El costo financiero asociado a estas tasas actúa como un propagador de la inflación, afectando la competitividad de las empresas”.

Para dar una idea sobre la dimensión de las respuestas que instrumentó el Ejecutivo nacional, indican en el informe que “los acuerdos de precios pueden ser una herramienta útil para armonizar intereses y garantizar rentabilidades y precios justos, siempre que el gobierno que motoriza dicha política ponga su parte para garantizar el éxito del acuerdo”.

Para finalizar, afirman que “este escenario macroeconómico no es propicio para el cumplimiento del acuerdo por el periodo que el poder ejecutivo se propone”, concluye el trabajo realizado por el equipo económico de la legisladora bonaerense Fernanda Vallejos.