El monto total del gasto del consumo del hogar para el mes de diciembre de 2018 llegó a los $41.003,42 donde los productos de consumo masivo se llevan $11.520,12 (28% del total), y los servicios básicos para el hogar sumaron $29.483,30 (el 72% restante).

Dichos números surgen del relevamiento de Precios al Consumidor Base Rosario del mes de Diciembre realizado por el Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac) difundido este lunes. Además la organización presentó un balance general en relación a los aumentos que se llevaron adelante durante todo el año 2018.

Dicho trabajo relevó 40 firmas, entre las que se encuentran comercios y empresas radicadas en la ciudad, las cuales fueron visitadas o encuestadas telefónicamente, incluyendo 50 productos y 19 servicios.

El informe señala que el grupo de comestibles envasados varió un 5,78%, carnes un 0,98% productos de limpieza 5,42% y bebidas un 3,95%.

Con respecto a los servicios, hubo variaciones en medicamentos 6,25%, telefonía móvil (Empresas Claro y Movistar) un 11,29 % medicina prepaga 8,5% y seguros un 15% para la canasta básica.

Si se compara el costo de la misma canasta con el mismo mes del año 2017 el cálculo de variación interanual arroja un promedio de 46,02%.

En resumen, la sumatoria total de productos y servicios que debió comprar y contratar esta familia, aumentó porcentualmente en promedio un 2,12% con respecto a Noviembre de 2018.

En ese sentido el Director Ejecutivo del Cesyac, Juan Marcos Aviano señaló que hay una diferencia hacia arriba de alrededor de 800 en relación al mes de noviembre. “Cerramos el 2018 con una canasta que aumentó 13.000 pesos en un año y desde que nosotros hacemos este trabajo de relevamiento que comenzó en el año 2010, nunca, en ocho años, tuvimos una variación de tal magnitud, fue un 46, 6% la variación interanual promedio de estos 50 productos de consumo masivo y 19 servicios básicos para el hogar”.

Y agregó: “Esto es también producto de la devaluación, hasta marzo o abril los alimentos empezaron a tener saltos al ritmo del aumento del dólar”. Ha sido un año muy difícil, el peor a nivel de consumo y económico desde el 2002. Y a esos 41.000 los alimentos le fueron ganando participación a los servicios”.

En relación al panorama para el año que comienza Aviano señaló que se perfila “durísimo”. En Enero ya tenemos el aumento de la EPE, el aumento de Aguas, ela uamento del trasnporete urbano de pasajeros, el aumento de un 35% de TGI, tenemos entre un 24 y un 40% de aumento del inmobiliario urbano… ya arrancó mal. En febrero se suman las prepagas, a las que ya se les autorizó el incremento. Por lo tanto las perspectivas son muy negativas”.

En cuanto a las proyecciones sobre la inflación, Aviano manifestó: “Nosotros entendemos que no hay elementos que nos indiquen que la inflación va a bajar. y creemos que va a estar en el orden del 30% o más”

Los consumidores estamos indefensos y lo único que podemos hacer es dejar de consumir. Y a los consumidores nos debe quedar claro que seguirá el ajuste y la imposibilidad de acceder a bienes y servicios. El ajuste sigue siendo brutal”.

Informe completo

Cesyac Diciembre by on Scribd