Con el objetivo de avanzar a mayor velocidad hacia la reducción del déficit, el presidente Mauricio Macri buscará acordar con “gobernadores y diputados” los ajustes que se llevarán a cabo en el Presupuesto para 2019.

“Nos vamos a sentar con los gobernadores y diputados para que la gente se saque esa mochila que durante 70 años aplastó a la Argentina”, sostuvo el mandatario en declaraciones a Cadena 3 durante su paso por Córdoba, en alusión al déficit fiscal.

Además de tener el Presupuesto a tiempo, la medida sería un gesto destinado al Fondo Monetario Internacional y a los mercados, para dejar en claro que la gobernabilidad del país no está en riesgo más allá de las diferencias de la oposición con el Gobierno.

“Hay que decirle la verdad a la gente y bajar los gastos de la política”, resaltó el líder del PRO, que se mostró junto al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Y agregó: “Hay que dar el ejemplo y después sentarse a ver qué privilegios estamos pagando, en este Presupuesto, que no corresponden”.

Al respecto, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, subrayó que en ese plan “no se va a dejar a nadie de lado” y remarcó que “el llamado va a ser para todos” los dirigentes de los distintos sectores.

“Vamos a resolver los problemas que llevan tantos años en nuestro país, pero no lo podemos hacer solos, necesitamos la concurrencia de todos los que tienen también responsabilidades hoy por hoy en Argentina. El llamado va a ser para todos, esperamos que la respuesta sea positiva de todos los sectores.

Nosotros no vamos a dejar a nadie de lado”, manifestó el funcionario nacional. Y agregó: “El Presidente ha decidido convocar a todos los que tengan responsabilidad como dirigentes en el país, empezando por los gobernadores pero también a los representantes de los trabajadores, los empresarios y la Iglesia”.

Ese “gran acuerdo nacional” apunta a delinear “una hoja de ruta para este camino del desarrollo nacional que necesita la Argentina”, añadió el integrante del Gabinete.

A la vez, Frigerio destacó el inicio de conversaciones con el FMI para acceder a una línea de crédito y aclaró que con el organismo dirigido por la francesa Christine Lagarde “no será una negociación de espaldas a la sociedad sino con total transparencia”.

“Vamos al Fondo con nuestro programa de Gobierno, con la posibilidad de pedir que nos financien este camino que hemos elegido, que tiene que ser firme, sólido, irreductible, hacia el equilibrio de las cuentas públicas. Vamos a llevar nuestro programa y vamos a defenderlo con toda nuestra fuerza”, finalizó.

En Córdoba, el Presidente recorrió la localidad turística de Miramar, a la vera de la laguna de Mar Chiquita, y luego se trasladó hacia la ciudad capital para visitar una fábrica de autopartes y encabezar una reunión de la mesa de producción automotriz.

Macri se muestra con Schiaretti en la Mesa Automotriz y luego recibe a Caputo