Por Aldo Battisacco desde Buenos Aires

No pocos fueron los trascendidos que indicaban cierto alejamiento entre el camionero Pablo Moyano -quien ya renunció a la CGT- y Juan Grabois, actual titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep). Lo cierto es que el dirigente social desmintió con su asistencia al Sindicato de Camioneros la supuesta ruptura entre ambos movimientos con fuerte expresión social.

Del encuentro entre ambos referentes se sintetizó un programa de lucha que se “prolongará” con la intención de defender a los sectores más vulnerables, por la defensa de salarios dignos y para incentivar el surgimiento de nuevos empleos de calidad en nuestro país.

Conclusión dialogó con Juan Grabois, quien ratificó la condición de trabajadores de los miembros de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), y afirmó: “Nuestros compañeros están muy ocupados, todos los días trabajan muchísimo”.

Grabois expresó que se encontraban en la denominada Plaza de los dos Congresos frente al parlamento, “alrededor de 2000 puestos que expresan el trabajo que se realiza en capital, provincia de Buenos Aires y del interior” de Argentina, para demostrar “que los compañeros trabajan, no son vagos y no viven de planes”.

“Todos los días se rompen el lomo para producir sus artesanías, reciclar residuos, cultivar la tierra, para construir viviendas sociales y arreglar las veredas de los barrios más humildes”, precisó.

Respecto del 1 de mayo próximo, el dirigente social adelantó que harán “un fuerte reclamo a las organizaciones gremiales, que son hermanas” porque “no terminan de asumir al sector mas empobrecido de la clase trabajadora como parte integrante de la Confederación General del Trabajo”, indicó.

Respecto de este razonamiento, Juan Grabois refirió que “existe el paradigma del pleno empleo y del estado de bienestar, que fue creado por el Justicialismo, y donde cualquier hijo de obrero podía aspirar a estar mejor que su papa y su mama”.

Grabois entiende que se “ha creado una fractura en dentro de la clase trabajadora”, y que la forma de “saldar esa grieta es la organización sindical”.

“Hay que hacer un fuerte trabajo pedagógico con los dirigentes para que comprendan esta nueva realidad”, dijo el dirigente de la Cetep.

La nota completa.