Organizado por la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, los candidatos a concejal por las distintas fuerzas políticas que participarán de las elecciones generales del 14 de este mes cotejaron visiones y propuestas.

Ante un auditorio de aproximadamente 250 personas participaron los postulantes Horacio Ghirardi (Frente Progresista), Virginia Grisolía (Frente de la Izquierda y los Trabajadores), Osvaldo Miatello (Frente Renovador), Juan Monteverde (Ciudad Futura), Eduardo Toniolli (Frente Justicialista para la Victoria), Celeste Lepratti (Frente Social y Popular) y Alejandro Roselló (Unión PRO Federal).

Cada uno ofreció en líneas generales la visión que tiene de la ciudad y las propuestas que impulsarán en el caso de acceder a una banca del Palacio Vasallo.

Aquí las posturas:

Osvaldo Miatello: El actual concejal expresó que Rosario “todavía tiene una dimensión vivible, es una linda ciudad para vivir”, aunque en su consideración “particularmente en los últimos años estuvo atravesada por algunos fenómenos que ha complicado la convivencia”.

“Éstos fenómenos -señaló- tienen que ver con la fragmentación, la desigualdad y la violencia, y en ese marco, esa ciudad vivible se torna complicada”.

En virtud de ello, Miatello indicó que la propuesta tiene su fundamento en el rol que le cabe como concejal y no como miembro del poder Ejecutivo. Así, planteó que se hace “urgente la presencia del Estado en toda la ciudad, con la mayor fuerza posible y en todas las áreas posibles”.

“Nosotros presentamos un proyecto para la creación de centros que permanezcan abiertos las 24 horas del día con personal de salud, de trabajadores sociales y policiales; con ellos queremos llevar el Estado a los distintos barrios de Rosario”, indicó.

Más adelante, reclamó que el municipio no ha dado cumplimiento a la ley nacional de la niñez y que por distintos problemas “tenemos que acompañar cuerpo a cuerpo a los chicos y adolescentes con políticas de prevención y tratamiento de adicciones”.

En cuanto al transporte, el candidato hizo el cálculo por el cual durante “20 días por año, la gente espera o está arriba de un colectivo” y por ello “es imprescindible que haya inversiones en movilidad a partir de entender que la misma no es un bien del mercado y que el Estado tenga allí un rol fundamental”.

En otro orden, aclaró que “tiene que haber un rediseño institucional, los jefes de distrito tienen que ser elegidos por voto popular y por lo menos también tienen que ser elegidos dos concejales por distrito”.

Horacio Ghirardi: En respuesta a la pregunta sobre “¿qué ciudad queremos?”, el candidato socialista dijo que “como oficialista, es la ciudad que estamos construyendo y queremos profundizar”.

Indicó que su visión se basa en ejes que son: “Una fuerte apuesta a las políticas de salud abiertas, una fuerte política de desarrollo social orientado a la niñez que estamos profundizando con la apertura de jardines maternales para chicos de 45 días de vida hasta los 3 años y un fuerte trabajo sobre emprendedores sociales como huerteros y microemprendedores”.

También planteó que “Rosario tiene que seguir creciendo en su calidad institucional en cuanto a tener la autonomía”. En otro orden, dijo que “debemos mejorar la seguridad pública” y en tal sentido indicó que hay que seguir “con la reforma policial que se está llevando adelante”.

Planteó también “una ciudad innovadora en cuanto al tema de las nuevas tecnologías, el fomento de las industrias culturales, y por supuesto el espacio público, con nuevas centralidades”.

Seguidamente dijo que hay que “avanzar en la cultura de la convivencia” para seguir en el camino de la construcción de “una ciudad amable o amigable y fomentar la cooperación pública-privada, pública-pública y pública con el tercer sector, además del respeto a la diversidad y la tolerancia a los procesos de inmigración”.

Además, Ghirardi no dejó de lado el hecho de “profundizar la relación en red con otras ciudades del mundo y del cono sur, como así también con organismos internacionales y con el área metropolitana”.

Virginia Grisolía: Inició su disertación indicando: “Dimos una importante pelea en las últimas elecciones, logramos pasar en todas las categorías, somos parte de un frente de izquierda nacional y estamos a 7.000 votos de poder ingresar al Concejo”.

“Si logramos la banca, vamos a poder plantear que existe una banca que se ponga al servicio de la juventud, de los trabajadores y de las mujeres”, puntualizó.

Más adelante, la postulante de la izquierda expresó: “Tenemos una visión diferente de lo que se ha dicho, lo que expresa Rosario es que aumenta cada vez más la desigualdad social donde los gobiernos son parte y hay un régimen político que es el garante de que esto suceda”.

“Hay algo que se esparce cada vez más que es la precarización laboral de los trabajadores y sobre todo de la juventud, que como yo, somos material descartable de los empresarios, eso es algo que está muy alejado de lo que quiere discutir y discute el Concejo”, marcó.

Más adelante indicó que “tenemos un Concejo que es garante de gobernar para los empresarios en una ciudad en la que aumenta la especulación inmobiliaria ya que hay 200 mil familias que viven en asentamientos irregulares, cuando se necesitan 50 mil viviendas y hay 80 mil viviendas ociosas”.

“Eso es lo que hay que discutir”, reveló. Y agregó: “Opinamos que es importante discutir los problemas que son temas del día, como el narcotráfico, el gatillo fácil en la ciudad y las redes de trata que son temas importantes a los que hay que darle respuesta y que desde el Concejo se le da la espalda”.

Alejandro Roselló: El representante del PRO inició su participación diciendo: “Celebramos el debate y que se saque el mito de lo que es mi partido”.

Seguidamente exteriorizó que “cuando empezamos a ver el transporte, la obra pública, todo tiene que ver con la seguridad” y por ello propuso: “En primer lugar como partido proponemos profesionalizar no solo la policía, sino la gestión municipal en seguridad y como propuesta concreta, la creación de una secretaría de seguridad que  tenga a la intendencia como actor principal en el tema seguridad en coordinación con la provincia”.

Enseguida dijo que “es esencial la autonomía municipal que nos dará la posibilidad de tener una policía de cercanía porque creemos que quien está más cerca del problema, tiene más condiciones para resolverlo”.

“Si bien el municipio no tiene responsabilidad directa sobre la seguridad, sí pueden hacer acciones directas que pueden beneficiar la seguridad, por ejemplo la poda y escamonda, la iluminación, la apertura de calles, la urbanización de la cantidad de asentamientos que tiene Rosario y que son 110, donde viven casi 250 mil personas”, expresó.

También formuló que “planteamos como medida de seguridad el fortalecimiento de los clubes de barrio, sabemos y tenemos en claro que en la seguridad hay que dar un golpe de timón inmediato pero también hay que pensar a largo plazo, necesitamos generar contención”.

Además, agregó: “Sabemos que no hay seguridad si no hay inclusión, si en un barrio no entra la ambulancia, un patrullero, el colectivo, si un chico se enferma después de las 6 de la tarde y no tiene ningún lugar para atenderse, se genera casi una situación de violencia”.

En la misma línea de asociación de otros aspectos con la seguridad, Roselló dijo que “es necesario que en el tema del transporte, tenemos también que pensar que esa inseguridad, tiene que ver con la falta de infraestructura y de obra pública. Queremos generar un plan para manejar los recursos del municipio mucho más eficientemente”.

“También nos queremos referir a la urbanización que es central, necesitamos generar igualdad a través del manejo eficiente de los recursos” y añadió que “por eso la idea nuestra es desde la seguridad en coordinación con la provincia hasta tanto la ciudad tenga autonomía, poner al ejecutivo municipal a cargo de la seguridad y en base a eso a reforzar tanto la obra pública como la generación de oportunidades”.

Juan Monteverde: El candidato de Ciudad Futura dijo que “antes de plantear propuestas concretas, creo que es fundamental entender la ciudad que tenemos. La ciudad presente que tenemos, profundamente fragmentada y desigual y profundamente violenta”.

Enseguida expresó que la situación “tiene un responsable principal que es el partido que gobierna hace más de 20 años y también tiene otro responsable en la oposición, que durante la misma cantidad de tiempo creo que aportó poco en términos políticos de generar una alternativa”.

“La ciudad futura que nos merecemos tiene que ser justa en primer término, multicéntrica en segundo y productiva en tercer término para que merezca ser vivida”, indicó. Para luego completar diciendo que “la presente tiene un responsable y la futura tiene un protagonista que es la gente organizada en el territorio”.

A partir de ese diagnóstico, Monteverde presentó cinco propuestas que “van al fondo de la cuestión y plantean un modelo de ciudad distinta”. Así, enunció la creación de una inmobiliaria pública, tratar la ley de víctimas, trabajar sobre el proyecto en marcha que Ciudad Futura tiene y que se denomina “misión antiinflación”, fortalecer la idea de la educación de gestión social y promover una ordenanza en la faz cultural.

“Una de las características que tiene Ciudad Futura es que no decimos lo que hay que hacer sino que ya lo estamos haciendo y hay que convertirlo en política de estado. No hay que regalarle el hacer a la derecha, hay que disputar el concepto del hacer, porque el debate ideológico hay que llevarlo a la práctica concreta”, expresó.

Más adelante, afirmó: “Nosotros podemos decir hoy que gestionamos educación mejor que el Gobierno de la provincia de Santa Fe y podemos decir que gestionamos cultura mejor que el socialismo porque tenemos un proyecto concreto”.

“Podemos decir que el mercado resuelve cosas de manera injusta como todo lo que resuelve el mercado y nosotros lo resolvemos con la misión antiinflación. Nadie nos va a creer en un mañana distinto que no podamos mostrar por lo menos las primeras pistas en este presente” expuso.

Enseguida Monteverde se animó a afirmar: “No nos vamos a conformar con la linda experiencia de un concejal distinto durante cuatro años, sino que apostamos a poder generar una alternativa de gobierno, porque los que vieron el debate ayer a intendente, corroborarán que hace falta una alternativa”.

Yendo a lo estrictamente urbano, el candidato expuso que “con Giros presentamos sin ser concejales, la ordenanza más estructural que se presentó en estos últimos años, que fue la ordenanza del ‘Ya basta’ que frenó la construcción de más barrios privados para parar el proceso de privatización que vive la ciudad”.

“La inmobiliaria pública es un instrumento para que el Estado por un lado regule lo existente y además le dé poder al Estado como urbanizador”, propuso.

Finalmente, se dirigió a los presentes proponiendo: “O seguimos apostando por lo mismo de siempre para tener el mismo resultado, o podemos seguir lamentándonos y denunciar la realidad cual espectadores o periodistas o podemos organizarnos y salir a transformar una realidad que es dura, pero se puede”.

Eduardo Toniolli: El candidato por el Frente Justicialista para la Victoria hizo un “diagnóstico breve” en el que indicó que expuso que “Rosario es una ciudad de contrastes, no es una ciudad amigable como ha dicho mi ex profesor Horacio Ghirardi”.

En otro orden indicó: “Tenemos tres o cuatro veces más chances de cruzarnos con una bala que un habitante del conurbano bonaerense y por otra parte, Rosario tiene entre 50 y 80 mil unidades habitacionales vacías y casi 300 mil personas viviendo en villas de emergencia, una tasa de homicidios 5 veces más que la media del país y tiene la segunda tasa de desocupación del país”.

“Si decimos que todo eso tiene su razón en las cuestiones macroeconómicas, nosotros decimos que pensar eso es totalmente liberal porque desde la ciudad hay posibilidades políticas y económicas”, reveló.

Al respecto, Toniolli enumeró “el proceso que se dio de ida de empresas metalmecánicas al cordón, la ida de Gema, que ahora es el Village, Estexa que era una empresa textil y que ahora hay un shopping, o Fader que se encargaba de la línea blanca, es hoy meramente un depósito”.

“Ese proceso histórico que se dio en su momento se empezó a revertir y Rosario 10 años después tiene su ordenanza de suelo productivo, desaprovechando una década entera”, ilustró.

También aludió a que “no hay capacidad desde la conducción de un puñado de ganadores de la ciudad que conduce algunos órganos mixtos publico-privados, como el Etur, como el Enapro o el polo tecnológico después de una cooptación de esos emprendimientos mixtos por parte de privados”.

“Incluso se propuso poner el Puerto de la Música en el único puerto de barcazas de Latinoamérica que permitiría tener un puerto que apuesta a la producción en Rosario y en la zona”, concluyó.

En ese sentido, Toniolli dijo que “para eso proponemos un Estado distinto y para eso no alcanza ni con uno ni con dos concejales ni con todo el Concejo, por eso somos un proyecto político colectivo que lleva sus candidatos a intendente, a concejales, a senadores, a diputados provinciales y a gobernador encuadrados en un proyecto de Nación que conduce Cristina Fernández de Kirchner”.

Así, enseguida aseveró: “En ese plano nos planteamos ejes concretos que son revitalizar la secretaría de la Producción y retomar el perfil industrial y de apoyo a las pymes, convertir la subsecretaría de Economía Social en una secretaria de Economía Popular”.

Más adelante, propuso una inmobiliaria pública para que “la ciudadanía tenga acceso real al momento del movimiento de las tierras fiscales para que pueda operar el acceso a la tierra. Hoy el problema de la vivienda es fundamentalmente un problema de acceso a la tierra”.

Finalmente, sobre el transporte dijo: “Venimos sosteniendo públicamente que hay que municipalizar el transporte para que la revolución producida por la vuelta del tren no sea frenada por el lobby del transporte privado en Rosario”.

Celeste Lepratti: La hermana del asesinado Pocho Lepratti propuso que el Frente Social y Popular tiene la visión de una ciudad “con mucha desigualdad” y que por ello sus propuestas tienen por objetivo “revertir dicha situación”.

En su exposición indicó que “los más perjudicados son los niños, los adolescentes y los jóvenes, por lo que hay que efectuar “la declaración de emergencia en niñez y adolescencia, ya que ésta sería la concreción de lo que se pidió al Concejo durante el año pasado desde la Asamblea por los derechos de la niñez”.

En otro orden, Lepratti propuso “la urbanización integral pensando cómo mejorar situaciones en barrios más postergados y por otro lado y no menor, impulsar y realzar las políticas de género que no son nuevas, ni son sólo nuestras”.