Por Candelaria de la Cruz

Se estima que en Argentina hay 3 millones de personas que no conocen sus raíces. Crecieron con padres adoptivos y la mayoría de ellos aún no lo sabe. La trata y tráfico de personas ocupa el tercer lugar como actividad lucrativa ilegal en el mundo, después del tráfico de drogas y el de armas.

Sin embargo, la identidad en nuestro país tiene un rol fundamental y ello, se produjo como una de las tantas consecuencias generadas por el terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar.

En tanto, a partir de la lucha inclaudicable de los organismos de Derechos Humanos y de las Abuelas de Plaza de Mayo, ese derecho fundamental adquirió visibilidad social y carácter constitucional.

Pero…¿Qué pasa con las personas que sospechan que sufrieron supresión o alteración de la identidad por fuera del período de la dictadura?

Históricamente, uno de los principales obstáculos en la búsqueda del origen y la identidad real de una persona fue la negativa de hospitales públicos y clínicas privadas a facilitar los archivos en los que constan los datos natalicios, entre otras cuestiones. Hoy eso todavía ocurre.

Por ello, y haciéndose eco de ese derecho, la provincia de Santa Fe es pionera en brindar asesoramiento y acompañamiento a las personas que buscan conocer su origen e identidad biológica.

Movilizados por la temática, hace unos meses, la Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción a un proyecto de Ley presentado en el 2015 por la diputada Alicia Gutiérrez que, este jueves 30 de noviembre, luego de una ardua tarea, fue aprobado en el Senado de la provincia de Santa Fe.

La ley tiene como objetivo garantizar el derecho a la identidad biológica o de origen facilitando la investigación y búsqueda de información a toda persona que presuma que ésta ha sido suprimida o alterada en el momento del nacimiento o posteriormente.

En ese sentido, el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, Marcelo Trucco, dialogó con Conclusión y afirmó que “es la primera ley de identidad y búsqueda de origen a nivel nacional” y que a partir de su aprobación “ubica a la Secretaría como autoridad de aplicación”.

“Desde hace un tiempo la Secretaría venía brindando asesoramiento a personas que estaban en la búsqueda pero ahora con la ley se ordena y se pone bien en claro cuál es nuestro ámbito de actuación”, señaló el funcionario.

Los beneficiarios serán todas aquellas personas que están en la busqueda de su identidad de origen biológica ante la sospecha de la supresión o la alteración. Lo novedoso de la iniciativa es que involucra a casos que se hayan dado en cualquier momento histórico, es decir, no esta circuscripata al período de la dictadura cívico militar.

En la provincia, en los últimos dos años hubo más de 200 consultas y creo que apenas se haga conocida la vigencia de la ley, la gente se va a air a cercando cada vez más. Hay mucha gente que desconoce que puede encontrar en la secretaría un ámbito de contención, de asesoramiento psicológico y legal”, aseguró Trucco.

En ese sentido, el Secretario se mostró entusiasmado por “la regulación legal que aporta la aprobación de la ley” y argumentó que “sirve para ordenar el trabajo y poder difundirlo”.

“Ver a alegría de una lucha que lleva muchos años es sumamente satisfactorio”

“Es importante que la gente pueda saber a donde recurrir y fundamentalmente que esto pueda darse desde el Estado provincial, encontrar en el Estado una garantía para recuperar este derecho tan importante como es la identidad. Para nosotros es nuestra mayor satisfacción”, expresó y concluyó: “Ojalá genere este mismo efecto en otras jurisdicciones porque es una problemática que afecta a todo el país y Santa Fe puede ser un buen ejemplo.

LA LEY

La normativa que fue aprobada este jueves, permite el libre acceso a los datos contenidos en los archivos del Registro Civil y a la documentación de los hospitales, clínicas y establecimientos de salud municipal y provincial, tanto públicos como privados, con el fin de poder constatar la identidad de hombres y mujeres que tengan sospechas o dudas al respecto.

Además, a esto se le suma la presencia del Estado para facilitar las presentaciones frente a los registros y ante determinados organismos que cuenten con información y establecer las condiciones en las que se brinda la información, de una manera rápida, integra y gratuita.

Los interesados deberán identificarse y realizar una declaración jurada, donde consten sus datos personales y el motivo de su pedido, que se mantendrá confidencial, como así también los datos a los que tenga acceso.

Asimismo, se propone la creación del Registro Único de Búsqueda de la Identidad Biológica o de Origen, en el ámbito de la secretaría de Derechos Humanos de Santa Fe, con el fin de sistematizar los datos genéticos obtenidos.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud provincial conformará el Registro Único de Partos y Nacimientos, y procurará la unificación de criterios para que los registros de los nacimientos y de partos que se produzcan en todos los servicios de salud se realicen bajo una única modalidad.

 

NOTAS RELACIONADAS

Reforzando el derecho a la identidad: se presentó el espacio “Encuentro de Buscadorxs”