Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires – Tras la reunión que mantuvieron los sindicatos agrupados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), en la que se decidió levantar la medida de fuerza -a menos de 12 horas de su inicio- el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, explicó que se se abocará a “analizar el impacto que tenia sobre el salario de los trabajadores el impuesto a las ganancias, y eso puso en impas la medida”, y destacó que el paro “no aportaba a la idea de seguir discutiendo para buscar soluciones”.

Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA) y Raúl Epelbaum (señaleros ferroviarios) estuvieron presentes en el Centro de Convenciones de la ciudad de Buenos Aires, junto a los funcionarios del Gobierno para discutir posiciones.

Sica explicó que el diálogo giró en especial sobre la situación de “aquellos trabajadores que debían presentarse en sus puestos los días feriados”, y agregó que “vimos que los cambios realizados con la reforma fiscal, sobre categorizaciones y sus diferencias, será tratado porque se logró conformar un equipo de trabajo, para que en los próximos 60 días encuentre una solución”.

>Te puede interesar: Se levantó el paro de transporte y este sábado habrá colectivos

Consultado por Conclusión, si alcanza a todos los sectores en los que es necesaria la presencia del trabajador, más allá de sus actividades, el ministro señaló que “en general impacta sobre sectores encuadrados en la categoría servicios esenciales tienen que presentarse o prestar un servicio en los días feriados, también ocurre con los trabajadores de Luz y Fuerza que sostienen equipos de emergencia para asistir cualquier eventualidad”.

“Veremos cual será el camino y la dimensión de los problemas que tenemos que resolver”, señaló el funcionario, al tiempo que aclaró que sobre el paro del 29,”no se tocó el tema, porque se trató de abordar un tema especifico, y reconocemos que es un derecho que asiste a los trabajadores. Pero consideramos que no es este el momento en particular -del que estamos saliendo de la crisis- y los trabajadores tienen una preocupación con respecto a su nivel salarial y los afecta, porque pueden perder el día y el presentismo, para muchos trabajadores sería un paro forzoso porque no hubieran podido acceder al transporte”.