Los trabajadores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) agremiados en la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) y en el Sindicato Único Personal Aduanero de la República Argentina (Supara) se declararon en estado de alerta y movilización debido a los recortes de ingresos y al congelamiento de salarios.

Las organizaciones sindicales también reclamaron en contra de la vuelta del impuesto a las Ganancias que afecta a los sueldos. La declaración de alerta está extendida en todo el país y comprende por ello a la ciudad de Rosario.

Desde la semana pasada, los trabajadores de la agencia recaudadora AFIP llevan adelante, a través de las organizaciones gremiales, AEFIP y Supara, asambleas y actos en los edificios centrales del organismo en todo el país, donde después de muchos años dirigentes de ambas organizaciones compartieron la palabra junto a delegados y trabajadores.

Según detallaron, estas acciones se van a repetir durante el resto de esta semana y la próxima, con nuevas asambleas a lo largo y ancho de Argentina.

El estado de alerta se activó con la comunicación oficial en la que se informó que la AFIP tomó la decisión de congelar los salarios de la agencia y además reducir la porción salarial que surge directamente de la recaudación tributaria.

“Al día de hoy, quienes nos desempeñamos en el organismo no recibimos ninguna recomposición de ingresos, ni siquiera se ha replicado el aumento otorgado al resto de la planta estatal en el mes de mayo, mientras que las autoridades ratificaron que buscan avanzar en nuevos recortes de estructuras de trabajo”, agregaron desde AEFIP.