La policía de Berlín detectó y retiró hoy un paquete con material pirotécnico explosivo recibido en el ministerio alemán de Finanzas que podría haber causado “heridas de consideración” a quien lo hubiese abierto, informaron las fuerzas de seguridad.

El objeto sospechoso fue trasladado a un emplazamiento especializado de la brigada de explosivos de la policía para determinar exactamente su contenido.

El paquete fue detectado por la mañana por el personal de la estafeta, que alertó a las fuerzas de seguridad, reportó la agencia de noticias EFE.

Al lugar se desplazaron inmediatamente especialistas del Instituto de Tecnología Criminal de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales (BKA), que decidieron desalojar por motivos de seguridad la oficina y sus aledaños.

A continuación el paquete fue pasado por una máquina de rayos-X y trasladado para seguir con su análisis a la sede que tienen la brigada de explosivos en las afueras de la capital alemana, donde prosigue la investigación.

Según el diario Bild, el envío estaba dirigido al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, que pese al incidente mantuvo sin cambios su agenda para hoy.

Schauble se encontraba en el Consejo de ministros cuando se detectó el paquete y dos horas después presentaba ante los medios su borrador de presupuestos del gobierno federal para 2018, sin ninguna mención a lo ocurrido.

Está previsto que mañana visite la sede del ministerio el nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, que se reunirá por primera vez con su homólogo alemán desde que accedió al cargo.

Al día siguiente ambos participarán en la reunión de ministros de Finanzas y responsables de bancos centrales del G-20, organizada en la ciudad de Baden-Baden.