El presidente Mauricio Macri encabezó este viernes una reunión de Gabinete en la residencia de Olivos, donde remarcó que no tiene previsto cambiar ministros y que continuará con el mismo equipo de colaboradores, en medio de la inestabilidad económica por la suba del dólar y del Riesgo País.

El jefe de Estado, por otra parte, pidió a sus ministros que transmitan “tranquilidad” a la gente frente a la suba del dólar que se suma a la recesión y la alta inflación.

Macri también le dijo a sus ministros que habrá que “acostumbrarse a convivir con esta volatilidad del dólar” y deslizó que eso continuará hasta el cierre de listas en el que quedarán confirmados los candidatos presidenciales, ya que ató esa situación a la “incertidumbre electoral”.

Se trató de una reunión cerrada a la periodismo, como todas la del gabinete, pero las declaraciones del mandatario ante los funcionarios trascendieron luego a la prensa.

>Te puede interesar: El dólar volvió a rebotar y cierra la semana al borde de los $47

Macri dio esas definiciones sobre la situación económica al inicio de su discurso y luego la reunión de gabinete tomó el camino habitual, en el que los ministros comentan la evolución de distintos planes o medidas de sus respectivas áreas.

Por ejemplo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó el plan de la base de datos únicos contra femicidios, mientras que su par de Transporte, Guillermo Dietrich, expuso sobre los proyectos de conectividad y las obras en rutas que se inaugurarán en breve.

De la reunión participaron todos los ministros, a excepción del de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien estaba en Brasil, y el de Interior, Rogelio Frigerio, quien se encontraba en Jujuy.

Más tarde, a las 12:30, el Presidente recibió también en Olivos al senador estadounidense del partido Republicano Rick Scott, quien le ratificó la postura del presidente Donald Trump de que la Argentina “está en el camino correcto”.

>Te puede interesar: Las empresas aseguran el normal abastecimiento para Precios Esenciales

Por último, Macri encabezó la reunión de la Mesa de Vaca Muerta, como se denomina a ese espacio que integran también sindicatos y empresas petroleras para discutir el desarrollo hidrocarburífero en la cuenca neuquina.

Estuvieron en esa reunión el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; los titulares del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló; y de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez.

Además asistieron el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui; el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez; el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra; y el ministro Dietrich.