Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires

El diputado nacional y gremialista Hugo Yasky, dialogó con Conclusión y consideró que se vivió una jornada importante para nuestro pueblo, se puedo entregar la entrega de un petitorio de un proyecto para defender el empleo, y a pesar de las maniobras del oficialismo se pudo conseguir el quorum” para llevar adelante al sesión especial convocada por la oposición en Diputados para tratar una bateria de proyectos que daban respuesta a las demandas sociales.

El secretario general de al CTA, señaló que las iniciativas son de suma importancia, para los sectores de la población que resultaron agredidos por las políticas del macrismo, como ganancias para los jubilados y para terminar con el régimen de pensiones que significa hambre para quienes cobran en el marco jubilatorio”, que se consagró con la reforma de diciembre de 2017.

Consultado acerca de la regularidad que perdió el Congreso en su funcionamiento, el legislador señaló que “el parlamento tiene que empezar a funcionar y terminar con esta historia en la que el oficialismo se propone que el ámbito de debate donde trabajan los representantes del pueblo se convierta en un cascarón vacío y que la gente tiene que estar arrinconada contra las vallas”.

>Te puede interesar: Masiva marcha en Buenos Aires contra el ajuste

Preguntado si el gobierno tomará debida nota de las demandas que se expresan en la calle con contundencia y la agenda del Poder Legislativo en sintonía con esos reclamos, el legislador dijo que “es una prueba palpable que los diputados de la oposición” han “asumido el mandato”.

Y añadió: “Espero que el gobierno deje de escuchar al FMI y vea que le pasa al pueblo argentino”.

En relación a la posibilidad de convocar a un paro nacional, el gremialista indicó que “pone a la conducción de la CGT en la dirección de un paro general”, y agregó que la marcha “multitudinaria que protagonizó el pueblo es un aval para avanzar en ese sentido”.

“Esta medida -explicó Yasky- pondría al movimiento obrero en una posición de fortaleza, en una disputa que tiene sentido porque la movilización popular evitó que se instaure la reforma laboral, que se nombren ministros de la Corte por decreto, que tengan que dar marcha a tras con el dos por uno, y la profundización de la reforma previsional”, concluyó el secretario General de la CTA.