Por Aldo Battisacco – Desde Buenos Aires (Enviado especial)

Toda la zona de Congreso lució colapsada desde tempranas horas de este viernes. Es que esta tarde en el Palacio Legislativo nacional se llevó a cabo una marcha encabezada por la CGT junto a organizaciones sociales de trabajadores informales. El motivo de esta movida es por el reclamo de la inmediata sanción del proyecto de ley que declara la “emergencia social”, algo que fue impulsado por legisladores de la oposición y que es resistido por el gobierno.

Conclusión, presente en el Congreso, fue testigo desde temprano de la llegada de manifestantes minuto a minuto. Para las 16 la multitud ya se había agolpado contra el escenario, incluyendo a todos los gremios de la CGT y de los movimientos sociales Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.

El primero en hablar en el acto fue Carlos Acuña, uno de los secretarios de la CGT, que sostuvo que la central obrera “no va a dudar en tomar las medidas que sean necesarias” para obtener la emergencia social porque “se terminaron los tiempos” de espera.

Así también, no descartó seguir conversando con el Gobierno, pero que “si no hay respuesta esas conversaciones son inútiles”.

Acuña: “Que escuchen esto y de una vez por todas se pongan del lado de los trabajadores “

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, advirtió esta tarde al Gobierno que si se bloquea la eventual ley de emergencia social “el pueblo va a ganar la calle durante todo diciembre repudiando a un Presidente que no se pone en los pies de los trabajadores”.

“Si se atreve a vetar esta ley una vez más le va a dar la espalda a los trabajadores y los pobres. El pueblo va a ganar la calle durante todo diciembre repudiando a un Presidente que no se pone en los pies de los trabajadores”, advirtió Menéndez en referencia a la posibilidad de un veto por parte de Mauricio Macri.

El dirigente reclamó que se sancione la ley de emergencia social porque “los alimentos no paran de subir y encima el Gobierno hizo pelota todas las changas” y agregó: “Acá no queremos más planes sociales. Hay un 40% de la clase trabajadora que vive  en la informalidad. Necesitamos ir por nuevos derechos”.

El titular de la Corriente Clasista y Combativa, Juan Carlos Alderete, aseguró que todos los movimientos sindicales y sociales están en la calle “para exigir una respuesta a la grave emergencia social y laboral”, tras lo que reclamó al parlamento que el próximo jueves sancione la Ley de Emergencia Social y advirtió que si el presidente Mauricio Macri veta dicha ley “se va a equivocar” porque “con respeto y tolerancia seguiremos en la calle reclamando por nuestros derechos”.

También aportó su palabra un orador de la CTEP y finalmente cerró el acto el rosarino Juan Carlos Schmid, otro de los tres integrantes del triunvirato.

A su turno, Schmid llamó a que “la clase política deje de pensar en la excusa de la herencia recibida”, y se dirigieron al gobierno manifestándoles “que la terminen con los despidos” y “que se blanquee el trabajo”.

“La única manera de lograr el equilibrio del país es construyendo igualdad”, sostuvo, y luego agregó: “La Patria se levanta trabajando al lado de los más humildes”.

Finalmente, aseguró que van “a negociar, pero también a confrontar si fuera preciso”.

Schmid: “La convocatoria va mucho más allá de la ley de emergencia social”

Además, estuvieron presentes en un respaldo simbólico las dos CTA, la cámara que agrupa a pequeñas y medianas empresas (Cgera), la Federación Agraria, la Federación Nacional Campesina y la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados.

Foto de portada: @emiliamarian