Los maquinistas de ferrocarril agrupados en el gremio La Fraternidad llevan adelante un plan de lucha este jueves por rechazo al magro aumento salarial ofrecido por las empresas del sector en la negociación paritaria.

La modalidad de la protesta está dada por la velocidad acotada de las formaciones que no superan los 30 kilómetros por hora a lo largo de todo el recorrido.

Por esta protesta del gremio que encabeza Omar Maturano se registraron demoras desde las primeras horas de este jueves en las que comenzaban a funcionar los servicios.

El pasado martes, el sindicato de los maquinistas había informado la decisión de rechazar el flaco aumento salarial propuesto por las empresas del sector ferroviario (2 % en abril y 7 % en mayo, ambos pagaderos con los haberes de junio).

A través de un comunicado, La Fraternidad había ratificado la continuidad del plan de lucha dispuesto, «consistente en la realización de una medida de protesta el jueves 30 de mayo, aplicando un tope de velocidad de 30 kilómetros por hora en todo el recorrido y el martes 4 de junio se llevará a cabo un paro total de actividades».

El texto difundido señalaba que la Secretaría de Trabajo convocó a una nueva audiencia para el jueves de la próxima semana a las 11.