Por Osvaldo La Spina

En Rosario se registran unos 4000 locales comerciales cerrados, de los cuales, unos 150 bajaron sus persianas en los últimos dos meses, según un relevamiento presentado por el Centro de Estudios de la Concejalía Popular. La situación actual, compuesta por una retracción económica del mercado interno, la especulación financiera, una inflación que no se detiene, un fuerte impacto en el poder adquisitivo de los argentinos y como resultado final y el constante ascenso en la pérdida de puestos de trabajo llevó al cierre de miles de negocios.

Otro dato que acentúa el grave panorama que se observa en el día a día, es que ya en el comienzo del año, según advierte el Centro de Información Económica (CIE) de la Municipalidad de Rosario, la facturación total de los locales habilitados en la ciudad, arrojó una caída del 8% en valores constantes respecto al primer mes del año de 2018 enero y se observó un semestre con tendencia en picada.

Por ello, Conclusión realizó un relevamiento en distintas galerías y paseos comerciales de la ciudad para conocer más sobre la situación de los comercios, más allá de los datos estadísticos y la irracionalidad del mercado inmobiliario argentino, que dependen también de otros factores históricos a la hora de alquilar algún local comercial en distintas zonas de la ciudad. Todo esto no solo afecta a comerciantes y propietarios, sino también, genera la pérdida de muchas fuentes de trabajo.

>Te puede interesar: En Rosario hay más de 3900 locales vacíos y en los últimos seis meses se desocuparon casi 400

¿De qué depende el valor del alquiler de un local?

El costo del alquiler de un local depende de varios factores a tener en cuenta. No todos presentan las mismas características ocupacionales a la hora de decidir un contrato de alquiler. Depende de varios factores a tener en cuenta: la ubicación y el acceso y salida a las principales peatonales con mayor flujo de personas que frecuentan el lugar. Mientras más cerca a las peatonales se encuentre el local, más se encarece el valor del alquiler. Por eso, las variantes contractuales van desde 5 mil a 50 mil pesos mensuales el valor de los alquileres. A esto hay que sumarle los impuestos y las expensas que es la parte proporcional que paga el inquilino o dueño de cada espacio que forma parte de un edificio para solventar los gastos comunes como luz, limpieza y los sueldos del portero y personal de limpieza.

 

El combo en la suma de gastos mensuales que implica mantener con vida a un local comercial no termina ahí, si se tiene en cuenta además, el pago a proveedores, y los aumentos que vienen sufriendo las tarifas como el agua, energía e impuestos municipales y provinciales que se agregan al monto final en las facturas de pago.

Es decir, que si se realiza un cálculo estimativo teniendo en cuenta los factores y las variantes económicas actuales, se puede observar que al importe que se destina a la mantención de un local alquilado, según expresó uno de los comerciantes de la galería Paseo Peatonal a Conclusión, se debe incluir todos los impuestos, servicios y expensas. “Si abonás 12 mil pesos mensuales cuando le sumás todo, terminás pagando 20 mil en total”.

Prefieren no cobrar

Algunos propietarios de locales comerciales, los más vulnerables en cuanto a la cantidad, los metros cuadrados ocupados y la distancia extrema a las peatonales y calles principales en la ciudad, optaron por “no cobrar el alquiler con tal de que los ocupantes transitorios se hagan cargo de todos los gastos generales en estos espacios comerciales“, destacó Marcelo, empleado de la galería César.

El otro tema que no se entiende es que “los propietarios de los locales comerciales no se adaptan a la altura de las circunstancias por la que estamos atravesando todos los trabajadores”, concluyó Marcelo.

 

Por último, un caso muy llamativo es el que se observa en la galería Cassini con ingreso por Sarmiento al 700, donde gran cantidad de locales se encuentran vacíos “por el inalcanzable costo de alquiler”, resaltó Diego, quien además, desde hace algunos años se dedica a la única actividad gastronómica en el lugar con un alto costo de alquiler y que además se debe hacer cargo también de los gastos de expensas proporcionales.

>Te puede interesar: Una problemática que crece: el cierre de comercios en las galerías rosarinas

Mermó el flujo de peatones

En otras épocas los transeúntes ocasionales ingresaban a las zonas con mayor densidad poblacional a primera hora de comenzada la actividad comercial en el centro de la ciudad, pero hoy cambió. A la hora de caminar por las áreas tradicionalmente más concurridas, no solo se observa un menor flujo de peatones, sino que también se retrasan hasta las 9.30 o 10 de la mañana los primeros transeúntes.

En base a un estudio presentado por la Concejalía Popular de Rosario, su titular Nire Roldán, informó a Conclusión que “hoy ya detectamos más de 150 locales comerciales ociosos que hace 2 meses cuando se presentó el último informe semestral”. El último informe, dijo Roldán que “arrojaba el dato de 3872 locales comerciales ociosos en la ciudad de RosarioHoy superan los 4.000″.

 

Un panorama desalentador en el mercado interno, la pérdida de miles de puestos de trabajo, la apertura de las importaciones indiscriminadas, la suba de tarifas y servicios que no detienen su marcha ascendente y la voracidad de las empresas inmobiliarias, marcaron una tendencia extrema condicionante a la estabilidad y la distribución de ingresos en los pequeños y medianos comerciantes.

Desde el año pasado se volvió usual ver una gran cantidad de locales vacíos en las calles de la ciudad. El fenómeno, poco a poco se fue contagiando a los principales centros comerciales y ya se pueden ver comercios vacíos en históricas y transitadas galerías del centro rosarino.

Piden medidas urgentes

La preocupación es importante para los comerciantes pymes de la ciudad pero también lo es para los trabajadores de comercio que hoy ven como esta situación asfixiante del sector los expulsa al desempleo o al trabajo en negro.

>Te puede interesar: Panaderías, números en rojo: cerraron 300 locales en en lo que va del 2019

El organismo propone varias medidas:

1- Frenar por 180 días toda medida judicial de desalojo de locales comerciales pymes.

2- Suspender las cláusulas de indexación de contratos de alquiler de locales comerciales, recurriendo a la mediación de las partes del contrato, con la participación de las áreas de comercio y producción de la provincia y los municipios, y recurrir a la legislatura provincial para establecer los marcos jurídicos de emergencia que se dispongan.

3- Convocar a las organizaciones de la producción y el comercio de la Región para acordar medidas eficaces que frenen el deterioro creciente de la actividad productiva y comercial.

Finalmente, desde la Concejalía hicieron alusión a una de las mayores cuestiones que ponen en alerta a la población, las personas que pierden sus puestos de trabajo con el cierre de los comercios. Para frenar esto, la Concejalía Popular advierte que “si bien es principalmente consecuencia del erróneo modelo económico vigente del gobierno nacional es necesario del esfuerzo del sector público provincial y municipal”.