Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires  – El secretario general de la CTA y diputado nacional, Hugo Yasky, dijo a Conclusión en la previa a la movilización a Plaza de Mayo, que “se siente que el paro es importante en todo el país” y “esto demuestra que los trabajadores están hartos de ser los que pagan las crisis con despidos y caídas de salario”.

“Las provincias muestran un panorama en el que el cese de actividad es notable y se observa un paro nacional a pesar de algunos dirigentes que quieren mirar para otro lado”, indicó el sindicalista.

El sindicalista manifestó que “hay un reclamo generalizado del pueblo que le dice al Gobierno que ya no se aguanta más el aumento de los precios, la inflación y la recesión”.

En relación a los “aprietes del Gobierno”, Yasky expresó que “el ninguneo y las conciliaciones obligatorias sacadas de una galera el paro es fuerte y se está haciendo sentir”.

Preguntado por Conclusión sobre por qué el oficialismo se ha puesto violento con el movimiento obrero, manifestó que “el Gobierno sabe que va a seguir tirando de la cuerda porque seguirá generando caída del salario y despidos y lo que no soporta es que los trabajadores tengamos capacidad de reacción”, y agregó “ellos quieren que seamos materia inerte y descartable. Quieren que aceptemos cualquier arbitrariedad”.

En relación a la respuesta de la sociedad con esta medida de fuerza, que tapa el relato oficial el diputado indicó que “la realidad se impone a los dichos del gobierno, hoy aumentan los combustibles, la remarcación de los alimentos, hablan de precios aliviados y de pactos de caballeros y después se cruzan de brazos para dejar que los formadores de preciso aumenten todo”.

“El gobierno hace un enorme esfuerzo para inventar un país que no existe”, acotó Yasky, al tiempo que analizó que “la respuesta electoral en las provincias pone en evidencia que el gobierno perdió el control de la situación, cruje la alianza que gestó en sus comienzos y solo le queda cerrar los ojos, apretar los dientes y mostrarse agresivo con quienes demandan, además de seguir aplicando los planes de ajuste”.

“Este gobierno ya no tiene la posibilidad de darle a los argentino una respuesta positiva y también empieza una nueva realidad, luego que se demostró que no hay dueños de paros nacionales. Algunos quisieron fomentar la ilusión de que si ellos no convocaban al paro no pasaría nada, ya quedó demostrado que los trabajadores tienen mas conciencia que muchos dirigentes que elijen estar siempre en su zona de confort”, concluyó Hugo Yasky.