El Gobierno de Santa Fe realizó este miércoles, en Rosario, una subasta de vehículos secuestrados en hechos delictivos -algunos de ellos relacionados al narcotráfico- y anunció que lo recaudado será destinado a fortalecer la seguridad, la educación y los programas sociales dentro de la provincia.

La subasta se llevó adelante en el Museo del Deporte de Rosario -ubicado en Ayacucho al 4.800- y el titular de la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (APRAD), Facundo Besson, detalló ante los medios -entre ellos Conclusión– que en esta oportunidad se iban a rematar doce autos y cuatro motocicletas, los cuales fueron secuestrados y decomisados en diferentes delitos.

“Estamos con la expectativa de hacer un remate completo de los vehículos y destinar el dinero recaudado a aquellas políticas públicas que hoy están necesitando recursos, como educación y salud, para de alguna forma resarcir a la sociedad que hoy está sufriendo el flagelo del delito”, completó el funcionario, minutos antes de que inicie el evento.

En relación a los autos subastados este miércoles, Besson señaló que había “vehículos de todo tipo, para cualquier gusto y bolsillo”, entre ellos algunos móviles de alta gama como un Porsche.

>>Te puede interesar: Un Scania y autos «para todos los gustos» en la subasta de incautados

Por otro lado, aclaró que esta es la primera subasta que se hace en el 2021, y que el objetivo es hacer otra en la ciudad de Santa Fe.

“La idea de APRAD es recuperar activos en un sentido amplio. Si bien tenemos el registro, la administración y la custodia de los bienes que son puestos a disposición por el Ministerio Público de Acusación, también tenemos la facultad de asignar esos bienes. Por eso tenemos asignados vehículos a seguridad, para lo que son tareas investigativas en territorio, hemos asignados vehículos a municipios y comunas, y estamos en programas para recuperar rodados sustentables, como bicicletas”, indicó el titular de APRAD.

Además, adelantó que el objetivo del organismo es sumar a las subastas inmuebles -también decomisados en hechos delictivos-, embarcaciones y electrodomésticos o componentes informáticos, objetos estos que podrían figurar en el remate que se realizará en la capital provincial durante octubre.

A su turno, el secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, expresó ante Conclusión: “El Poder Ejecutivo y el Poder Judicial están avanzando en distintos proyectos de labor conjunta para acercar justicia a la ciudadanía, que muchas veces siente desconfianza en ella”.

Al respecto, se refirió a los tiempos de la justicia -los cuales muchas veces son cuestionados por la sociedad- y aclaró que los litigios llevan tiempo e impiden una acción inmediata ya que se deben garantizar leyes y el derecho de defensa de los acusados.

Sin embargo, destacó que “se trata de estudiar cuáles pueden ser los pazos para agilizar los procesos y que la ciudadanía encuentre solución en tiempo real”.

“El tema de la Justicia no es responsabilidad de un poder exclusivo, sino que es de los tres poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) en la misma dimensión, los tres somos corresponsables de generar las oportunidades para avanzar en soluciones”, agregó Somaglia.

El relación al vínculo con la Justicia Federal, el funcionario destacó que hay un diálogo permanente ya que sobre esta institución recaen los delitos relacionados al narcotráfico. “Estamos recepcionando más de 200 efectivos que van a colaborar con la policía santafesina para llevar a delante los procesos que están en curso”, completó.