El Sindicato de Empleados y Obreros del Azúcar del Ingenio Ledesma (Soeail) confirmó la extensión del estado de alerta y movilización luego de que no prosperaran las negociaciones con los representantes empresarios en el marco de una nueva audiencia paritaria. De este modo, podrían disponerse más acciones de protesta.

Según señalaron desde la organización sindical, la empresa Ledesma “se empeña en mantener a sus trabajadores bajo la línea de la pobreza”, ya que en la reunión mantenida el lunes, la compañía no cambió ni mejoró su postura, evidenciando una “falta de consideración y valoración hacia sus trabajadores”.

Al respecto, el Soeail denunció que las propuestas presentadas no alcanzan a cubrir la canasta básica familiar y apuntó contra la actitud “inflexible y “poco abierta” al diálogo, ignorando las demandas legítimas, negándose constantemente a reconocer y valorar el trabajo de sus empleados.

Por estos motivos, la conducción sindical que encabeza Vicente Blande ratificó que continuará con el plan de lucha, lo que implicará el “endurecimiento de las medidas de fuerza” ante este “lamentable escenario”, luego de que se retomaran las negociaciones salariales.

Los obreros realizaron el viernes un cese de actividades en las instalaciones de la planta azucarera, en rechazo con el anterior ofrecimiento que había sido calificado como “insuficiente”.

Además, la medida de fuerza generó denuncias por “aprietes y amenazas” de parte de algunos jefes y supervisores para con operarios.