Cinco gremios aeronáuticos paralizaron este jueves durante varias horas las operaciones de LAN Argentina -empresa que quedó como subsidiaria de LATAM, mientras que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y evitó así un paro de 24 horas para este viernes con el que iba a continuar la protesta sindical contra el “achicamiento” de la compañía.

La medida de fuerza de este jueves, que se inició a primera hora de la mañana del jueves y se extendió hasta alrededor de las 17:00, afectó a los vuelos de esa empresa en todas las terminales aéreas del país, pero se sintió especialmente en la de mayor volumen de operaciones, como el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La protesta -realizada por los trabajadores de los gremios aeronáuticos APA, APLA, APTA, ATCPEA y UPSA- se implementó por medio de asambleas que tomaron desprevenidos a los pasajeros de la compañía de capitales chilenos y brasileños.

La misma contemplaba también un paro de 24 horas este viernes que finalmente fue suspendido a raíz de la intervención de la cartera que conduce Jorge Triaca, que llamó a ambas partes a pautar un nuevo encuentro para negociar.

“Debido a la asamblea gremial llevada a cabo entre las 5:30 y las 14:30, la operación fue cancelada para vuelos domésticos e internacionales en los aeropuertos de Argentina. La medida afectó un total de 4.448 pasajeros y 36 vuelos, 7 regionales (988 pasajeros) y 29 domésticos (3.460 pasajeros)”, detalló LATAM Argentina en un comunicado.

 

También te puede interesar:  Asambleas de gremios aeronáuticos en Aeroparque y Ezeiza generan cancelaciones de vuelos

El servicio de esa compañía se comenzó a restablecer paulatinamente desde las 17:30 y el primer vuelo que pudo partir fue un Buenos Aires-San Pablo, operado desde Aeroparque.

“Nos estamos preparando para un conflicto de muy alta intensidad. No vamos a permitir que las fuentes de trabajo se pierdan mientras el Gobierno le da nuestros pasajeros de Aerolíneas y ayuda al holding que favorece el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui”, advirtió el secretario general del sindicato APLA, Pablo Biró, al anunciar el paro para este viernes, que finalmente fue desactivado.

LATAM Airlines había anunciado esta semana que “a fines de mayo” transferirá a su “casa matriz” en Santiago de Chile dos de sus Airbus A320.

“Esta decisión está vinculada a las necesidades operacionales del holding LATAM frente a las demoras generadas a nivel industria por el programa de mantenimiento preventivo de los motores Rolls-Royce de los Boeing 787”, dijo la firma.

Los gremios señalaron que “desde hace meses” vienen denunciando el “achicamiento” de LAN Argentina, que pone en peligro la estabilidad de “cientos de fuentes laborales argentinas”.

Este proceso se da en un contexto de “expansión explosiva” del holding LATAM en la Argentina, que sumó decenas de rutas y frecuencias operadas por otras subsidiarias del grupo, según los gremios.

“La filial local, que emplea trabajadores argentinos, no solo ha permanecido ajena a este crecimiento, sino que está enfrentando a un indudable achicamiento que se ve reflejado en la reducción de la plantilla de personal, en el cierre del call center, en la disminución de frecuencias y en el cierre de las bases San Juan y Bahía Blanca”, dijeron los gremios.

Y agregaron que “ya muy lejos de las eternas promesas de desarrollo efectuadas por los directivos del holding, recientemente han anunciado la desafectación de dos aeronaves A- 320 de la LAN Argentina para transferirlas a otras filiales en la región bajo la excusa de problemas coyunturales que no logran tapar el vaciamiento que denunciamos”.

Foto: www.diariohuarpe.com