Por Aldo Battissaco, enviado especial a Buenos Aires 

La marcha convocada por CGT, CTA y movimientos sociales en pedido de la aprobación de la ley de Emergencia Social convocó a una multitud frente al Congreso de la Nación en Buenos Aires. En el marco del acto, Conclusión dialogó con los referentes de los distintos sectores que confluyeron en la movilización. Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, dos de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, el titular de la Corriente Clasista y Combativa Juan Carlos Alderete dialogaron en forma exclusiva con Conclusión en la previa del acto.

“Los sindicatos confederados tenemos una demanda sobre los despidos, las suspensiones y la caída del poder adquisitivo, por lo tanto es una convocatoria que va mucho más allá de la Emergencia Social, que si bien ha ganado más notoriedad, los problemas son mucho más graves teniendo en cuenta los reclamos que está habiendo en muchos sectores industriales justamente por la avalancha de importación”, manifestó Schmid a Conclusión.

Schmid: “La convocatoria va mucho más allá de la ley de emergencia social”

Carlos Acuña, uno de los conductores de la CGT, hizo hincapié en temas como el impuesto a las ganancias y las promesas incumplidas por el gobierno de Mauricio Macri, además del reclamo por la inmediata sanción de la Ley de Emergencia Social.

Acuña: “Que escuchen esto y de una vez por todas se pongan del lado de los trabajadores”

Por otro lado, Conclusión también dialogó con el titular de la Corriente Clasista y Combativa Juan Carlos Alderete, quien manifestó: “Los despidos y suspensiones no han parado. Esperemos que se decrete la Emergencia Laboral, así como tiene media sanción la ley de Emergencia Social. Seguramente la próxima semana vamos a insistir para que los Diputados la traten sobre tablas, porque cajonearon ese proyecto. Desde allí vamos en búsqueda de resolver el problema social grave que estamos atravesando”.

“No decimos que en 24 horas resuelvan el problema social porque eso viene de larga data. Tampoco queremos naturalizar la probreza y los despidos que siguen habiendo. Vamos a seguir exigiendo al gobierno nacional que decrete la emergencia social y laboral. Porque la inflación está haciendo un daño enorme. Sigue habiendo despidos. La inflación se comió el salario de los trabajadores formales e informales. La familia no puede esperar, ha avanzado la pobreza, las necesidades y el hambre”.

“Por eso pedimos un bono de fin de año, y que los planes sociales lleguen a un salario mínimo vital y móvil que sólo nos sirve para sobrevivir. Esperemos que la ministra el día lunes reciba nuestras propuestas y lo que nosotros precisamos, que es trabajo, que dignifica y es un ordenador para la familia”, continuó.

“Pobreza cero y sacar los impuestos a los salarios fueron una mentira tremenda ya que las medidas que se tomaron fueron para beneficiar a las empresas monopólicas en nuestro país que llevan sus ganancias al exterior”, sentenció.

Consultado sobre qué es lo que tiene que hacer el gobierno, Alderete afirmó: “El gobierno tiene que escuchar y medir las propuestas del movimiento obrero ocupado y los desocupados. Esperemos que se apruebe la ley que establece que hay que incentivar a las Pymes, que son las que generan un trabajo genuino. No sé si habrá vías de solución, pero se pueden sacar plata de impuesto al cheque, no le cobran impuesto al juego, a las grandes mineras, a las petroleras y reciben subsidios. Dicen de condonar deuda a empresas eléctricas, eso tiene que ir a la Emergencia social”.

Además, Conclusión dialogó con el senador nacional Juan Manuel Abal Medina, quien presentara el proyecto de ley.

Abal Medina: “Es un acto masivo donde expresiones gremiales y sociales reclaman un pedido muy concreto”

 

Una multitud se reunió en el Congreso por la marcha anunciada por la CGT